Deportes
Viernes 18 de Marzo de 2016

Tres boxeadores argentinos sacaron su boleto a Río 2016

Yamil Peralta, Fernando Martínez y Alberto Meilán se clasificaron para representar al país en los próximos Juegos Olímpicos.

Los boxeadores argentinos Yamil Peralta, en la categoría 91 kilos (pesado); Fernando Martínez, en 52 (mosca); y Alberto Melián, en 56 (gallo); se clasificaron para representar al país en los Juegos Olímpicos deRío de Janeiro 2016, al superar sus respectivos compromisos de semifinales en el Torneo Preolímpico que se lleva a cabo en el 'Pabellón Frers' de la Sociedad Rural de Palermo.

Peralta venció al estadounidense Cam Awosome, Martínez hizo lo propio ante el colombiano Ceibel Avila y Melián superó al puertorriqueño Carlos Caraballo, en todos los casos en fallo unánime (3 a 0).

En cambio, quedaron postergadas las ilusiones de otros cuatro boxeadores nacionales, que este viernes en los combates por el bronce, tendrán la última chance de llegar a Río.

El superpesado bonaerense de San Pedro Kevin Espíndola (+91) fue superado por Nigel Paul, de Trinidad y Tobago; en la división 49 (minimosca), el entrerriano Leandro Blanc perdió ajustadamente ante el estadounidense Nico Hernández; en 60 kilos (ligero), Ignacio Perrín cayó ante el hondureño Teofimo López Rivera; y en 69 (welter), Alberto Palmeta cedió ante el cubano Roniel Iglesias (Cuba).

De los derrotados, acaso Perrín sea quien tenga las mejores expectativas de meterse en los Juegos: su rival de mañana, el canadiense David Gauthier, debió abandonar su combate de este jueves por una lesión en un hombro y se duda de su presentación.

El bonaerense Peralta, quien fue el primer argentino clasificado para Río 2016, hoy disputará la medalla de oro con el cubano Erislandy Savon, quien derrotó también en una decisión unánime (3-0) al brasileño Juan Goncalves Nogueira.
Peralta, quien volverá a participar en un juego olímpico como en Londres 2012, fue un justo y legítimo ganador ante un difícil y heterodoxo norteamericano, quien era uno de los favoritos para clasificarse en la división 91 kilos.
Pero el argentino, quien en el tercer round sufrió un corte en la ceja derecha -el árbitro llamó al médico y éste le dio el pase- basó su trabajó en la larga y media distancia y desde esa posición sacó manos desde todos los ángulos y mantuvo a raya al extrovertido Awosome, quien no pudo encontrar la medida para sacar golpes claros.

"Es una alegría inmensa representar nuevamente a mi país, el mejor de todos, en los Juegos de Río. La gente cada vez se interesa más por el boxeo amateur y eso me alegra también", declaró, emocionado, Peralta, que le dedicó el triunfo a su familia que lo alentó desde el ring side.
También para Melián será el segundo Juego Olímpico consecutivo, tras su presencia en Londres 2012.

Comentarios