Domingo 24 de Julio de 2016

Tres detenidos en la causa del hombre carbonizado

Fueron arrestados en procedimientos que se realizaron ayer en la Villa 25 de Mayo y alojados en Investigaciones. Los sospechosos habrían pasado la noche junto a Miguel Lamelza. Quedaron a disposición de la Justicia.

Tres hombres detenidos, ropa secuestrada y otros elementos fue el saldo de una serie de allanamientos que realizó la Policía ayer por la tarde en la Villa 25 de Mayo, en el marco de la investigación por la muerte de Miguel Ángel Lamelza (33), que el jueves apareció incinerado dentro de su automóvil a 400 metros de la calle Los Filtros y a unos 500 metros al oeste del Puente Colorado.
En este marco, y luego de un testimonio recogido por los investigadores, el viernes por la mañana el juez Pablo Peñasco, que subrogó a la jueza Paula Arana, ordenó los allanamientos que se concretaron el sábado.
Ahora la causa quedó en manos de la magistrada que seguramente el martes les tomará declaración indagatoria. Los detenidos quedaron alojados en la Unidad de Investigaciones.
Rompecabezas
La muerte de Miguel Ángel Lamelza que apareció calcinado en su auto en un descampado repleto de pastizales de Las Paredes fue una de las grandes incógnitas a develarse el viernes por la mañana, cuando a partir del testimonio de un hombre se pudo identificar a las tres personas que habrían estado y compartido parte del Día del Amigo con la víctima.
Es que según la hipótesis que manejan los pesquisas, la víctima habría sido atacada sobre la ruta en el desvío hacia Los Reyunos, a unos kilómetros de la Villa 25 de Mayo. Allí, al costado del camino se encontró una piedra con sangre, la campera y abundantes manchas de sangre.
Los investigadores sospechan que los tres individuos, que estaban con la víctima lo atacaron y probablemente lo asesinaron en ese lugar. Luego lo subieron a su Ford Ka y lo llevaron hacia la calle Los Filtros, donde incendiaron su cuerpo junto con el vehículo.
En este escenario trascendió que el cráneo de Lamelza presentaba una fractura producto seguramente del cascotazo que recibió en la cabeza, según las sospechas que tienen los investigadores.
Por ahora se desconoce el móvil o la causa del presunto homicidio. Tampoco se sabe a la hora que ocurrió el hecho y todas estas incógnitas se irán develando durante la instrucción de la causa.
En principio se barajaron dos hipótesis, pero con el correr de los días se fue diluyendo la de un posible suicidio. Es que el secuestro de la campera, reconocida por los familiares, las manchas de sangre, el cascote hallado y la pericia sobre el auto quemado fueron claves para seguir la pista sobre un presunto asesinato.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios