Policiales
Jueves 04 de Febrero de 2016

Tres heridos al chocar un ómnibus contra el cordón en Rioja al 2900

Realizó una mala maniobra al sobrepasar un camión en doble fila sobre Rioja al 2900 donde se instaló una bicisenda. El incidente se produjo ayer a media mañana.

La mala maniobra de un chofer de colectivos dejó tres personas con heridas leves. El incidente se produjo ayer a media mañana cuando el conductor del ómnibus quiso sobrepasar a un camión estacionado en doble fila que llevaba materiales a una obra en construcción en Rioja al 2900. Los vecinos advirtieron que el coche quedó completamente metido sobre la bicisenda.

Fue una seguidilla de acciones de tránsito que, generalmente, cuando se conjugan provocan accidentes: un vehículo en doble fila, un conductor apurado y una calle angosta. Habían pasado poco más de las 9 cuando los vecinos advirtieron el ruido causado por el colectivo al chocar contra el cordón primero y las sirenas de las ambulancias después.

Cuando se asomaron, encontraron el colectivo de la linea 145 perteneciente a la firma Rosario Bus casi cruzado a mitad de cuadra, “con medio chasis metido en la bicisenda”, comentaron.

El impacto hizo que se desprendieran dos grandes bloques de granito que formaban el cordón de la vereda. El incidente obligó a realizar un corte en Rioja y Riccheri y desviar las dos líneas de colectivos que transitan por allí.

Dos ambulancias de Urgencias asistieron a tres pasajeros del colectivo que resultaron con “escoriaciones leves”, según indicaron desde la empresa de servicios médicos. No obstante, “por precaución” fueron trasladadas al Sanatorio Güemes.

Según explicaron los obreros de un edificio de 8 pisos que se levanta a mitad de cuadra, justo en el lugar donde se desató el accidente, el chofer realizó una maniobra de sobrepaso para evitar un camión que permanecía estacionado en doble fila. “No se dio cuenta de que el cordón estaba muy alto”, comentaban mientras hacían un alto en su trabajo.
  
Ciclovías. El tramo de Rioja entre Oroño y Vera Mujica es uno de los tantos en la ciudad donde, sobre fin del año pasado, comenzaron a demarcarse vías exclusivas para ciclistas. Es, también, una calle angosta donde quedó apenas poco más de un carril para circular por lo tanto muchos advierten que para evitar accidentes sería necesario restringir el estacionamiento en esas calles. O, al menos, ser muy estricto para controlar la doble fila.

Comentarios