País
Miércoles 23 de Noviembre de 2011

Tuneate en cuotas

Las cirugías estéticas se consumen en Argentina al mismo nivel que los electrodomésticos. Y ya hay planes de ahorro y cuotas para costearlas.

La pasión de las argentinas (y de los argentinos) por las cirugías estéticas no pasa de moda. El país registra uno de los más altos índices del mundo en la práctica de tratamientos estéticos, con cerca de 300.000 intervenciones anuales, superando a países como Francia, Canadá y Gran Bretaña, según el informe preliminar del XIII Congreso Internacional de Medicina y Cirugía Cosmética.

Por eso no sorprende que un centro de cirugías haya lanzado un sistema que permite a los pacientes abrir una cuenta para financiar su práctica. "La cirugía estética ha crecido notablemente en nuestro país, al ritmo de una fuerte mejora en la economía en la última década. Tal es así que este tipo de prácticas, años atrás inaccesibles para el grueso de la población, están ahora al alcance de un sector mucho más amplio de argentinos, tanto hombres como mujeres de diferentes estratos sociales", explica Carlos Traseira, director Comercial de Xetica Argentina.

La firma es un broker de cirugías estéticas que promueve los servicios de distintos profesionales y clínicas a través de convenios. "La salud era un área a la que sólo se debía acceder a través de las obras sociales o por pago contado. Esto ha cambiado drásticamente, y la financiación también es una opción viable en el rubro salud", agrega Traseira.

El ejecutivo asegura que el volumen de intervenciones quirúrgicas aumentó este año un 30% con respecto al año anterior. La empresa tiene consultorios médicos en el shopping Alto Palermo y en los barrios de Belgrano, Recoleta, Núñez y en la localidad de Ramos Mejía.

La cirugía más demandada, de acuerdo con el directivo, es la de implantes mamarios, que tiene un costo de $ 5.500 más el par de implantes (hay opciones de u$s 660 o de u$s 590). La sigue la lipoaspiración, cuyo costo varía según la cantidad de zonas del cuerpo: para seis zonas tiene un valor de $ 5.500. Otra de las más pedidas es la dermolipectomía, que elimina la piel y grasa del abdomen.

Según explican en la empresa, al actuar como una comercializadora de cirugías, permiten a sus pacientes obtener costos de cirugía hasta un 45% más económicos, "gracias al volumen de intervenciones" y a los acuerdos con prestadores.

"Una de estas fuentes de financiación que ofrecemos es el plan de ahorro, que consiste en la creación de un fondo de ahorro, durante seis meses, para la realización de la práctica. El costo de la intervención se congela al momento de iniciarse el ahorro. La segunda opción es la de financiación vía tarjeta de crédito a 12 meses. Esta modalidad es buscada principalmente por quienes no están dispuestos a esperar", detalla Traseira, quien advierte que en general los cirujanos plásticos no suelen ofrecer financiación.

"El paciente dispone ahora de diferentes fuentes de pago. Este no es un dato menor, siendo el factor precio determinante en la definición de una cirugía con un fin estético. El 98% de los contactos que recibimos preguntan en su consulta inicial cuál el precio de la práctica", concluyó el directivo.

Fuente: El Cronista

Comentarios