Espectáculos
Lunes 12 de Diciembre de 2011

Un agreta

Pablo Echarri quizás se arrepienta de haberse negado a tomar una foto con dos jóvenes fans. La escena se dio en la salida del Museo del Bicentenario, cuando las muchachas le pedían sacarse la foto. Mientras caminaba, el actor eludía el pedido, sin darse vuelta.

El propio padre de las jóvenes se sumó a la requisitoria para que Echarri posara, pero el protagonista de El Elegido, siguió caminando.

Lo que Echarri no sabía era que el hombre que clamaba por una foto con sus hijas era el secretario de Inteligencia de la Nación, Héctor Icazuriaga (en la foto de abajo), según publica el diario La Nación.

 

echarri

 

Comentarios