Ovación
Domingo 12 de Febrero de 2017

Un águila que logró convertirse en Puma

Por primera vez en la historia del rugby local un sanrafaelino integró el plantel de Los Pumas, que disputó el tradicional Seven de Viña del Mar. Un momento que será inolvidable

Con la emoción de haber cumplido una de las metas más especiales dentro de su carrera, Fausto Fortunato compartió sus sensaciones tras haber integrado el plantel de Los Pumas en el Seven de Viña del Mar.

Sonó el celular y el jugador del Belgrano Rugby Club jamás imaginó lo que sucedería.

El encargado del Plan de Alto Rendimiento Deportivo de Mendoza le avisó que lo iban a contactar desde Buenos Aires. A los 20 minutos lo llamó el manager de la Unión Argentina de Rugby.

"Somos de la UAR, te estamos convocando para integrar el plantel de Los Pumas que van a jugar el Seven de Viña del Mar, ya te vamos a enviar el plan de entrenamiento y los pasajes, ¿estás disponible?", le preguntaron. Y entre asombro y sorpresa Fausto respondió: "Si, buenísimo".

Tras haber disputado un gran torneo (uno de los certámenes más prestigiosos del continente), donde el sanrafaelino fue titular en todos los partidos, el equipo argentino perdió en la final ante Fiji.

A la hora de realizar un balance, Fortunato destacó: "Fue muy positivo porque se formó un muy buen grupo, muy humilde. No nos conocíamos, de hecho el equipo se armó solamente para ese torneo".

Además, comentó lo que sintió durante esos días. "Cuesta darse cuenta, traté de no pensar mucho donde estaba, sobre todo para que no me 'comiera' la presión.

Un lugar muy importante

Instantes previos al debut Fausto estaba en una de las habitaciones de la concentración argentina charlando junto a un compañero y al fisioterapeuta del seleccionado.

Hasta que en un momento salió el tema de la cantidad de cintas que usaban los jugadores y el profesional dijo: "Flaco, estás en Los Pumas, acá es lo mejor".

El compañero de Fortunato comenzó a reír, pero evidentemente más por nervios que por otra cosa.

Ante esa respuesta el fisioterapeuta agregó: "Y eso no es nada, cuando te pongas la camiseta te quiero ver la cara que vas a poner".

Sobre esta situación, el jugador de Belgrano aclaró: "Yo también lo había pensado. Mi problema era ponerme la camiseta, mirarme y que eso me generara una presión extra. Está claro que la presión siempre existe porque te estás poniendo la camiseta del seleccionado nacional, con lo que eso conlleva, implica y significa; algo por lo que peleaste tanto tiempo".

Y agregó: "Imaginate que estás en un lugar donde no fue fácil llegar y en el que muchos desean estar, es lo que tanto querías, seguramente hiciste un montón de cosas para poder llegar. Bueno, yo trataba de no pensar en todo eso para que no me jugara en contra".

Un párrafo aparte para los amigos, compañeros y familiares que viajaron hasta Viña del Mar para verlo jugar.

"Hubo gente que hizo lo imposible para estar allá. Muchos estaban más emocionados que yo. Eso habla muy bien de la gente y te sentís bien sabiendo que hay muchos que te quieren, respaldan y apoyan".

El haber integrado el plantel de Los Pumas es una meta lograda para Fortunato. "Como soy bastante exigente conmigo mismo prefiero tomar esto como un piso para seguir creciendo, ya que el límite lo pone cada uno".

En cuanto a las expectativas de cara a una nueva temporada en la Unión de Rugby de Cuyo dijo: "Trataremos de quedar lo más arriba posible aunque por supuesto que me gustaría salir campeón (al principio no quiso decir la palabra para no 'yetearlo') con mi club".

Gran torneo

Los Pumas vencieron a Brasil (28-7), Uruguay (24-5), Estados Unidos (26-0), Colombia (19-7) y Chile (19-17). Pero en la final cayeron ante Fiji por 19 a 12.

Futuro

Si bien han sido sondeos, el jugador local ha tenido propuestas para sumarse a otro equipo (fueron antes de la convocatoria). "Si surge alguna oferta seguramente será analizada", dijo.

Comentarios