Deportes
Jueves 02 de Abril de 2015

Un ataque de locura que le puede costar su futuro

El brasilero Fabricio no soportó los insultos de su propia hinchada y reaccionó de la peor manera. Por la acción, fue expulsado.

El brasilero Fabricio tuvo una insólita reacción ante su propia hinchada, que le significó la expulsión del partido de Inter de Porto Alegre ante Ypiranga.
El futbolista no soportó los insultos provenientes de la tribuna, y se acercó  ofreciéndoles un gesto para nada amigable. Sus compañeros trataron de calmar los ánimos, pero el árbitro decidió mostrarle la roja.
Fabricio no se calmó, sino que se sacó la camiseta y la tiró al piso, algo que seguramente influirá en el futuro de su carrera deportiva.

Fuente: Diario UNO Mendoza

Comentarios