Más noticias
Lunes 12 de Septiembre de 2011

Un bar rosarino con una receta "Cobista"

El bar temático El Justicialista, recientemente abierto en Rosario, busca reflejar y representar la mística fundacional del movimiento peronista y tiene en su carta un panqueque muy especial: el "No positivo", con el que se recuerda el célebre voto del vicepresidente Julio Cobos en el debate de la ley que dio por tierra con la resolución 125 de retenciones a las exportaciones agrícolas.

El bar está emplazado en una vieja casona ambientada con fotografías e imágenes de la época, ubicada sobre la tradicional avenida Pellegrini, en el macrocentro de la ciudad, según consigna el sitio Minuto UNO.

El diputado nacional Gustavo Marconato y el integrante de la CGT Juan Carlos Smith participaron de la inauguración del local, donde se exhiben imágenes de Evita, Juan Domingo Perón, Néstor Kirchner y de la actual presidenta Cristina Fernández.

La confitería ofrece un amplio menú en el que se destacan platos con nombres que hacen a la liturgia peronista, como las picadas "Juan Domingo", "De la resistencia", "De la militancia" y "Del sindicalista", además del mencionado panqueque, uno de los platos más requeridos.

En uno de sus decorados ambientes se puede ver un retrato de Evita rodeado de velas blancas y flores, o cuadros que recorren la vida del tres veces ex presidente Perón. Además del matrimonio Kirchner, cuelga también de sus paredes una lámina del secretario general de la CGT, Hugo Moyano.

Los grandes ausentes son el Peronismo Federal y el menemismo, obviamente alejados de la cultura "nac & pop" que propone el kirchnerismo. El emprendimiento cuenta con un lugar específico pensado para el debate entre aquellos militantes peronistas que busquen en el bar un sitio de reunión y encuentro.

El dueño y creador de la iniciativa, Enrique González, confesó que "la verdad que el bar es una excusa, la idea es que este lugar funcione como de debate político, donde se discutan ideas. Lo que tiene que quedar claro es que acá no discriminamos a nadie". "De hecho -remarcó-, en la entrada está la gigantografía de Perón con Balbín", que supieron ser enconados adversarios políticos hasta que ambos se confundieran en un abrazo para la historia.

Comentarios