Policiales
Martes 10 de Mayo de 2016

Un bombero rescató a dos chicos y apagó un incendio en Rama Caída

El hecho ocurrió en el barrio Inalicán. Los chicos de 10 y 4 años fueron rescatados por el subcomisario Néstor Moyano, que estaba en la casa de una hermana.

Dos chicos de 10 y 4 años salvaron su vida cuando un bombero los ayudó a salir de una vivienda que se estaba incendiando en el barrio Inalicán, en el distrito de Rama Caída. 
El hecho sucedió este lunes por la tarde cuando los padres de los chicos salieron a hacer una compras y la menor intentó encender un calefactor. Al parecer la nena encendió un papel y como no pudo prender el calefactor lo dejó sobre una de las camas. 
En unos segundos, comenzó a arder el colchón y las llamas se extendieron a toda la habitación. En ese escenario, el chico de 10 años fue a tocar la puerta de la vecina donde estaba Néstor Moyano. El bombero no lo dudó, primero rescató a la nena de 4 años y luego empezó a combatir el fuego con el agua que sacó de un baño. 
A baldazos y con la ayuda de los vecinos que hicieron una cadena con baldes, Moyano logró sofocar las llamas. Luego, una dotación de bomberos completó el trabajo. 
El fuego consumió el colchón, la cama, un placard con ropa y una de las puertas de la habitación. 
En diálogo con UNO de San Rafael, Moyano contó que "estaba en la casa de mi hermana cuando el nene de 10 años tocó la puerta y a los gritos mencionó que su casa se estaba incendiando" y agregó que "apenas entré a la vivienda saqué a la nena de 4 años y luego empecé a apagar el fuego con el agua del baño que estaba frente a la habitación". 
"Las llamas se veían desde el pasillo y una cortina de humo no me permtía ver con claridad", reconoció el subcomisario y titular de la delegación de Bomberos de Malargüe. 
Fueron 20 minutos de intenso trabajo en el que los vecinos cumplieron un rol fundamental con la provisión de baldes con agua. "Gracias a Dios los chicos salieron sanos y salvos" señaló Moyano y añadió que "por suerte el varón de 10 años que estaba jugando en la computadora oyó a su hermana y nos pudo avisar del incendio".
En este contexto, los vecinos se comunicaron con los padres que arribaron cuando Moyano combatía el fuego. "Estaban desesperados pero al ver a sus hijos se calmaron", recordó el bombero.  

Comentarios