Más noticias
Martes 01 de Noviembre de 2011

Un chico de 7 años cayó de un séptimo piso y sólo se fracturó

Ocurrió en un edificio de Palermo, Capital Federal. El niño se fracturó las piernas y la cadera, pero quedó lúcido. Fue llevado de urgencia al Hospital Gutiérrez.

Un niño de siete años salvó milagrosamente su vida en la mañana de este martes luego de caer al vacío desde el séptimo piso -unos 21 metros- de un edificio del barrio porteño de Palermo, donde vive junto a su familia.

El pequeño, llamado Agustín, sufrió fracturas en las dos piernas y en la cadera, pero se encontraba lúcido y su vida no corría peligro, de acuerdo con lo señalado a sus familiares por los médicos que lo atendieron.

El incidente se produjo en un edificio situado en la calle Borges al 2400, en la zona conocida como Palermo Viejo.

Aparentemente, el chico jugaba en ese momento en una de las habitaciones del departamento con un hermanito menor, cuando por razones no establecidas cayó por el balcón lateral del edificio hacia un patio interno, situado en la entrada del garaje del inmueble.

A pesar de que la caída fue "limpia", sin árboles que lo contuvieran u otro tipo de obstáculos, el nene cayó "parado", según testigos, y esa circunstancia podría haberle salvado la vida.

"Se quejaba de que le dolía todo. Tratábamos de que se quede quieto y no se duerma, hasta que vino la ambulancia", sostuvo el dueño de una verdulería situada a pocos metros de la entrada del edificio donde vive el pequeño.

Consciente, el nene fue llevado al Hospital Fernández, de Palermo, donde quedó internado por los traumatismos sufridos.

El comerciante, que conoce a la familia del niño, lo describió como "tranquilo, pero capaz de una travesura como todo chico de su edad".

Fuente: Noticias Argentinas.

Comentarios