Deportes
Jueves 20 de Octubre de 2011

Un diputado nacional solicita la intervención de la AFA

El Doctor Carlos Alberto Carranza, del PF, aseguró que tras el escándalo del martes, "se ha perdido una gran oportunidad, no solo para el fútbol argentino sino también para la sociedad toda".

Un diputado nacional solicita la intervención de la AFA, después de la escandalosa jornada del martes en que una asamblea ilegal reeligió a Julio Grondona al frente de la entidad de Calle Viamonte, mientras los clubes a los que no les permitieron el ingreso eligieron a Daniel Vila como presidente.

Este es el escrito que presentó el Doctor Carlos Alberto Carranza, del PF.

“EL FAMOSO SIGA, SIGA y EL VOTO CALIFICADO”

"De pie, con aplausos -describe hoy la crónica de los principales diarios del país- y con la barra brava de Chacarita de guardia pretoriana, fue reelecto Julio Grondona por octava vez desde 1979 como presidente de la Asociación del Fútbol Argentino. Para los anales toda una cita, pero para la gran mayoría del mundo futbolero un lamentable espectáculo, que debería abandonarse definitivamente por la salud de la república.

Pero lo real y lo concreto es que dicha decisión esta supeditada al pronunciamiento jurisdiccional ya que el procedimiento de dicho acto está viciado de nulidad por incumplimiento de los mandatos judiciales que impedían su celebración. Por ello es imprescindible reencauzar esta etapa y darle al fútbol argentino las auténticas autoridades que surjan del pleno respeto por la ley y la Constitución, no puede admitirse luego de tantos años la existencia de votos preferenciales, el voto debe ser universal y plural.

A pesar del escándalo que rodea la elección de autoridades en la AFA, esta vez ha sido un gran avance quizás tan solo por el hecho de que la sociedad Argentina pudo llegar a conocer la verdadera situación del fútbol nacional, conducido por una persona sin escrúpulos con un pasado ligado a López Rega y al último gobierno militar. El manejo autoritario de la AFA que conduce de forma monopólica y discriminatoria a todos los clubes esta en crisis como nunca antes se pudo haber visto, y las pequeñas instituciones (sobre todo del interior del país que nunca reciben un beneficio a pesar de estar asociados y aportar) se han levantado por primera vez en la historia.

La forma de elección de sus autoridades (no es universal sino calificada) ha estado cuestionada por años, pero hasta ahora nadie se animó a impugnarla por temor a represalias, hasta que un puñado de clubes iniciaran la “larga marcha”. Solo hace falta una justicia no contaminada y con coraje cívico, para poder sacar al ZAR de los manejos turbios en la AFA “Don Julio”, que conduce displicentemente a todos a través de sobres cerrados, fondos oscuros, plata negra y una caravana de barras bravas que han sumido a un noble espectáculo en un deporte que no se puede ver mas en las canchas, solo en la televisión. Este es el gran problema LA VIOLENCIA y los pasajes gratis a los mundiales, el merchandising, los negocios raros y las también las sustancias peligrosas.

Se ha perdido una gran oportunidad, no solo para el fútbol argentino sino también para la sociedad toda, ya que estos ejemplos no son los que necesita nuestro país; en un momento de apertura, de participación, de transparencia y de pluralismo, prevalece el contubernio y la compra de voluntades. Lamentablemente el largo brazo de “Don Julio” ha llegado a la justicia que, en algunos casos dando muestras de genuflexión y sometimiento, han echado por tierra los sueños y las esperanzas de muchos deportistas e instituciones de llegar a poder competir de igual a igual con los demás clubes del país. Nadie se acuerda de los clubes chicos, de como se llevan sus jugadores y se hacen ricos unos pocos intermediarios que viven de los pases y transferencias de jugadores y los tienen de rehenes de por vida.

Un hombre que hace 32 años que dirige la AFA cuasi de facto, sin ninguna clase de compromiso con la ética, ni con la promoción de nuevos jugadores, que no ayuda a los clubes que no tienen infraestructura, que no respalda ni promueve las nuevas figuras que son muchas, y a algunas instituciones que son ejemplos porque se sostienen y trabajan a diario con escasos recursos tratando de sacar a nuestros jóvenes de las adicciones o de la calle. Este modelo absurdo y autoritario ya empezó a ceder ante la evidencia y el abrumador peso de los excesos y manejos turbios que amparan un fútbol cartelizado con jefes de barras en la mesa de las decisiones.

Ayer los clubes que estaban afuera de la AFA querían saber de que se trataba, son muchos mas que los que estaban adentro arrogándose una representación que no tienen y que es cuestionada, sostenida por un engranaje corrupto y personajes pusilánimes que no quieren cambiar nada. El famoso “SIGA - SIGA” de Calabria, no permite que la república se construya ética y moralmente sobre bases sólidas, falta transparencia y falta respeto. El destino del fútbol Argentino se dirige hacia un trágico final y ese fracaso significa que sigue la violencia, la corrupción y la autocracia.

No obstante lo sucedido, ya nada será igual, el camino recién empieza y no podrá ser detenido, puede llevar un tiempo mas o menos largo, eso depende de que todos los clubes lo planteen con énfasis; ya no pueden defender mas lo indefendible, la lucha por el federalismo deportivo, por una mayor inclusión de los clubes del interior, y por una elección de autoridades realizada entre todos los clubes de fútbol, son los mejores mensajes que nos quedan para el tiempo que viene, y mas temprano que tarde Grondona se tendrá que ir porque su ejemplo no ha sido el mejor para nadie.

La decisión de la AFA esta plagada de arbitrariedades y cuestionada judicialmente, esta llena de ilegalidades, hay dos presidentes y una representación similar de un lado y el otro, es urgente reestablecer la autoridad del estado y por eso en uso de mis facultades, voy a solicitar al parlamento Nacional la intervención de la entidad, atento los públicos desmanejos económicos/financieros y la crisis institucional en que se encuentra, advertido además de la manifiesta ilegalidad con que se ha desarrollado el proceso eleccionario, con varios jueces dictando medidas cautelares y el imperativo del estado de velar siempre por el normal funcionamiento de las instituciones civiles reconocidas.

Además voy a solicitar que el interventor designado deberá llamar a elecciones en un plazo de 30 días, en la que podrán participar la totalidad de los clubes de fútbol federados, normalizar la situación estatutaria, comenzar a solucionar el grave problema del endeudamiento de las instituciones, y fundamentalmente erradicar de plano y para siempre la violencia de todos los espectáculos deportivos para que las familias vuelvan a las canchas, expulsando a quienes tengan que expulsar de las barras bravas que tanto han contaminado el fútbol Argentino de un tiempo a esta parte.

Rosario, 19 de octubre de 2011."-


Dr. CARLOS ALBERTO CARRANZA
Diputado Nacional

 

Comentarios