Más noticias
Viernes 30 de Septiembre de 2011

Un donante mendocino hizo posible el transplante de corazón a Natalia Vidoni en Buenos Aires

La mujer, de 32 años y que padece una cardiopatía, fue operada en la noche de este jueves. La Fundación Favaloro confirmó que el órgano llegó de Mendoza. La paciente estaba primera en la lista de espera nacional.

Un donante mendocino hizo posible la operación de trasplante de corazón a Natalia Vidoni, que finalizó poco antes de las 23 deste jueves, en la Fundación Favaloro, informaron los familiares.

Luciano, amigo de Eduardo Ramírez, esposo de Natalia, informó a Télam que "la operación fue un éxito y ahora hay que esperar 72 horas para ver como evoluciona".

El equipo de cirujanos de la Fundación Favaloro que operó a Natalia (quien estaba primera en la lista de espera nacional), informó a los familiares que la operación había finalizado y que había que aguardar 72 horas, afirmó Luciano amigo de la familia a Télam.

La operación duró casi 9 horas, y Natalia fue transplatada con un corazón de un donante de la provincia de Mendoza, según consignaron fuentes de la Fundación.

En este sentido, según confirmó el Incucai a Clarín anoche, la procedencia del corazón era de Mendoza.

Eduardo Ramírez, esposo de Natalia, poco después de las 21, había informado a los medios en el hall de la Fundación que esperaba que termine la operación para que Natalia pudiera ver a su hija Valentina, a la vez que agradecía a Dios y a la familia del donante por "este milagro".

Luego de haber confirmado la compatibilidad con el órgano que fue donado el mediodía, Natalia fue trasplantada a partir de las 14.30 aproximadamente.

El equipo de especialistas de la Fundación Favaloro comenzó la operación luego de los estudios de histocompatibilidad con el órgano donado en el interior del país.

Natalia, de 32 años, se encontraba primera en la lista para trasplante de corazón al sufrir una cardiopatía luego de dar a luz una niña hace poco más de un mes.

El marido de Natalia, Eduardo Ramírez, contó cómo se desencadenó la cardiopatía al explicar que "el parto fue por cesárea, pero sin complicaciones. Después de los tres días de internación le dieron el alta y estuvo todo bien".

"Pero a los pocos días de estar en casa comenzó a tener tos y por momentos le faltaba el aire por lo que se le diagnosticó un broncoespasmo, pero luego se la derivó a la Fundación Favaloro, donde ingresó con el 20 por ciento de su corazón funcionando", expresó.

Fuentes: Télam y Clarín.

 

Comentarios