Policiales
Miércoles 11 de Noviembre de 2015

Un empleado del Registro Civil de la Casa de Gobierno de Mendoza robó una PC para realizar "trámites a domicilio"

Por Rosana Villegas
villegas.rosana@diariouno.net.ar
Todos los caminos de la investigación por el robo de una computadora del Registro Civil de Casa de Gobierno de Mendoza que se utilizaba en los centros de documentación móviles para realizar distintos trámites –entre ellos DNI y pasaportes–, condujeron a los pesquisas hasta la casa de un empleado de esa dependencia. Después del robo, desde ese organismo detectaron que alguien la usaba para concretar trámites a domicilio, algunos a ciudadanos discapacitados. Tras la denuncia judicial, el equipo fue hallado en la vivienda del agente público. 
En el expediente figura que el hombre habría hecho ya más de 1.000 trámites. Se lo acusa de “hurto simple en concurso real con estafas reiteradas” y se cree que no actuó solo y que pudo contar con la “colaboración” de alguien con acceso al sistema del Registro Nacional de las Personas.  
A mediados de setiembre en el Registro Civil que funciona en Casa de Gobierno detectaron la falta de un maletín que contenía una computadora con el sistema biométrico del Registro Nacional de las Personas, para tomar huellas dactilares y la fotografía requeridas para realizar  DNI o pasaportes. 
Se realizó la denuncia en la Oficina Fiscal Nº1 de Ciudad y se le dio de baja a ese equipamiento. Pero los responsables del Registro Civil debieron volver días más tarde a la dependencia judicial, porque habían detectado que alguien con acceso al sistema –requiere tener un usuario registrado y una clave para ingresar– estaba usando esa computadora para realizar distintos trámites. Eso se confirmó cuando algunas personas que habrían iniciado alguna documentación se presentaban a reclamar por qué no les llegaba  a su domicilio lo que habían pagado. 
“Por lo que nos dijeron, habían detectado que se emitieron certificados de pobreza y estamos investigando si también se realizaron documentos y pasaportes, además de saber cuánto se cobró por cada trámite”, confirmó ayer la fiscal Cecilia Bignert, a cargo de la causa. 
Al parecer, desde la desaparición de la computadora las sospechas recayeron en un oficial público que trabajaba en Casa de Gobierno pero por algunas desavenencias había sido trasladado días antes a otra dependencia del Registro Civil. 
Con esa conjetura, efectivos de Investigaciones comenzaron a seguir la pista hasta que dieron con su casa, y pidieron allanarla. Allí encontraron la computadora robada, por lo que el empleado fue imputado de “hurto simple, en concurso ideal con estafas reiteradas”, pero la causa judicial no terminó allí. 
Si bien se calcula que habría hecho más de 1.000 trámites, a los investigadores del expediente NºP- 1011919/15 les resta entrevistar a las personas engañadas, muchas de las cuales serían discapacitados a los que se les habría facilitado el trámite yendo a sus domicilios para realizarlo con ese equipo móvil, y saber también cuánto les cobró por el documento o certificado que nunca recibieron. 
Pero la lupa de la pesquisa está puesta en la colaboración con la que habría contado este oficial público para acceder al sistema y concretar el inicio del trámite. 
“No podría haberlo hecho solo. Desde el Registro Civil le dieron de baja al equipamiento, pero después alguna persona autorizada le daba de alta momentáneamente asignándole usuario y clave, para poder funcionar”, confió uno de los investigadores.
Además, para anular la posibilidad de que el imputado pudiera alegar que hizo esos trámites desde su lugar de trabajo, y no con la computadora robada, se secuestró su máquina de escritorio para ser peritada. 
Diario UNO intentó infructuosamente comunicarse con la titular del Registro Civil para corroborar el trabajo que hacía el empleado imputado y las responsabilidades que tenía en la oficina a su cargo. 
Un empleado con alta experiencia
Aunque fue imposible hablar con la titular del Registro Civil, Olga Videla, para corroborar las responsabilidades del empleado imputado, Diario UNO pudo corroborar que el implicado lleva varios años prestando servicios en el Registro Civil que funciona en Casa de Gobierno, desde donde fue trasladado días antes de que desapareciera la computadora. 
“Es un oficial público que lleva unos 8 años en esa oficina y tiene la firma autorizada para rubricar trámites como un DNI o un pasaporte internacional”, confiaron fuentes de la investigación que siguieron al empleado hasta que allanaron su casa y dieron con la máquina robada. 
►"Según se denunció, habían detectado que se emitieron certificados de pobreza y estamos investigando si también se realizaron documentos de identidad y pasaportes” (Cecilia Bignert, fiscal instructora)
Fuente: Uno Mendoza

Comentarios