Policiales
Martes 20 de Septiembre de 2016

Un error en la acusación demorará la sentencia por el crimen de Maxi Fuentes

En la causa surgió que la bala no habría rebotado en el piso antes de ingresar en el cuerpo del joven. La defensa pidió cuarto intermedio.

Un error en la acusación contra Brian Aravena por el homicidio de Maximiliano Fuentes demoró al menos 48 horas la lectura de la sentencia en el juicio que se lleva a cabo en los Tribunales locales.

Es que el jueves durante una charla que mantuvo Walter Fuentes, padre de la víctima, con el fiscal surgió que la bala que mató a Fuentes no habría rebotado en el piso sino que se habría tratado de un disparo directo que impactó en el pecho del joven.
En principio cuando el fiscal Norberto Jamsech acusó a Aravena dijo que la bala rebotó en el piso antes de ingresar al cuerpo del joven pero luego al revisar las pericias el padre de Maximilano se dio cuenta que el plomo no tenía marcas y se lo planteó a la Fiscalía, que este lunes modificó la acusación ante los jueces de la Primera Cámara del Crimen.
La novedad no cambió la caratula del hecho que sigue siendo homicidio agravado por el uso de arma de fuego con dolo eventual, pero obligó a la defensa a pedir un cuarto intermedio antes de los alegatos finales.
Es así que este martes a las 8.30 se reanudará el debate con la posibilidad que la defensa ofrezca nuevas pruebas.Fuentes judiciales estiman que "el miércoles se daría a conocer la sentencia".
Maximiliano Fuentes murió el 11 de septiembre del 2015 cuando en la esquina de Centroamérica y Ecuador recibió un disparo en el pecho. Estaba junto a un grupo de amigos, entre ellos Brian Aravena, acusado de ser el autor del hecho que terminó con la vida del joven de 18 años.
En este escenario el papá de Maxi dijo que "este giro me cambió el ánimo porque la otra parte apostaba a un hecho culposo y ahora todo puede cambiar" y recordó que "mi hijo trabajaba desde los 12 años conmigo, era una excelente persona. No quiero que este crimen quede impune".


Comentarios