Mundo
Lunes 16 de Noviembre de 2015

Un escándalo de la vida real que supera a una "narconovela"

Suena como la trama de una telenovela latinoamericana: dos familiares del presidente son sorprendidos en un hotel en Haití y llevados a Estados Unidos para enfrentar cargos por narcotráfico.
Mientras ambos aguardan en Nueva York por un juicio que definirá su destino, una narconovela televisiva también genera controversia en la opinión pública del país sudamericano.
Cuatro días antes del arresto de dos sobrinos de Cilia Flores, la esposa del presidente Nicolás Maduro, su Gobierno prohibió la transmisión de la telenovela "La Reina del Sur", una producción del canal Telemundo, con sede en Estados Unidos.
El organismo regulador de las telecomunicaciones (Conatel) dijo que la producción de ficción "glorifica" la vida de los capos del narcotráfico y promueve los antivalores.
Ahora que la familia de la primera dama está en el centro de la polémica debido a los cargos por narcotráfico que enfrentan sus sobrinos, los opositores del chavismo critican lo que consideran es un acto de doble moral del Gobierno socialista.
Aunque no hay ningún indicio que involucre a la esposa del presidente en el tráfico de drogas, Flores ha sido apodada la "Reina del Sur" en una andanada de imágenes en Internet, donde la telenovela prohibida muta en un "reality show" reseñado por los medios.
En una de las imágenes se monta la cara de Flores, una abogada de 62 años, sobre la foto de la glamorosa actriz mexicana Kate del Castillo, que luce un sugerente vestido negro en el aviso promocional del programa que protagoniza.
Otro video muestra a Flores y Maduro bailando un merengue en algún acto público, pero sólo se escucha parte de la letra del "narcocorrido" que acompaña a la novela de Telemundo.
En la serie, una mujer del estado mexicano de Sinaloa, donde operan poderosos grupos de narcotraficantes, logra convertirse en la jefa de un cartel de la droga en España en medio de una trama llena de amor, traición y policías infiltrados.
"Si los sobrinos de Cilia Flores hubiesen visto la 'Reina del Sur' habrían aprendido sobre agentes encubiertos, pero no, Conatel no los dejó", bromeó Marysabel Cadenas, una politóloga venezolana, en la red social Twitter.
El Gobierno hasta ahora no ha hecho ningún comentario directo sobre el arresto de los jóvenes.
Conatel no respondió a las llamadas en busca de comentarios sobre la prohibición de la telenovela, que obtuvo mucha audiencia en Estados Unidos, México y España.
NBCUniversal, filial de Comcast Corp. y propietaria de Telemundo, no respondió de inmediato a una consulta vía correo electrónico sobre su reacción a la medida que se tomó en Venezuela de suspender la salida al aire de la telenovela.
"DIOSDADO CARREÑO"
En el país petrolero, que sufre una de las tasas más altas de homicidios en el mundo, la mayoría de los expertos sugiere que para reducir la violencia y el crimen es necesario emprender reformas estructurales, antes que tomar medidas puntuales de censura.
Maduro, al igual que su mentor político y antecesor, el fallecido Hugo Chávez, ha criticado a las enormemente populares telenovelas, que en una época fueron un exitoso producto de exportación venezolano, por promover la cultura del dinero, la droga y el uso de armas.
Luego de que medios de comunicación reportaron que funcionarios del Gobierno son investigados en Estados Unidos por su presunta relación con casos de drogas y delitos de lavado de dinero, algunos miembros del Partido Socialista se han sentido aludidos en la pantalla de la televisión.
El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, que demandó a medios locales por señalar que está siendo investigado en Estados Unidos, acusó a la cadena Telemundo de intentar desprestigiarlo.
El personaje protagónico de la narconovela "El Señor de los Cielos", que retrata a un capo de la droga, tiene guiños del poderoso político.
"¿Saben cómo se llama el personaje de un general corrupto traficante de drogas?", preguntó Cabello en mayo durante su programa semanal. "Diosdado Carreño Arias ¡Ay Dios querido!", respondió.
Cabello asegura que la oposición venezolana y el Gobierno de Estados Unidos trabajan coordinadamente para difundir mentiras con el objetivo de desacreditar a la revolución socialista que lidera Maduro.
"Cualquier parecido con la olla montada (mentira periodística), es pura coincidencia. No lo creo", sentenció.
Fuente: Reuters

Comentarios