Mundo
Lunes 21 de Diciembre de 2015

Un esqueleto romano de 2 mil años intriga a los científicos

Arqueólogos del Reino Unido han estudiado los restos de una mujer romana y descubrieron que padecía de una rara enfermedad que producía cromosomas masculinos.                         

El estudio de los restos de una mujer romana descubiertos hace 40 años han arrojado resultados sorprendentes: de acuerdo con el análisis de ADN, lo científicos han llegado a la conclusión de que la mujer tenía cromosomas masculinos, informa The Daily Mail.
El esqueleto, con características femeninas, pero cromosomas masculinos, fue hallado en el municipio londinense de Southwark y data de entre los años 50 y 70 a. C., según informa el medio.
Asimismo, de acuerdo con los científicos, mientras que las mujeres tienen cromosomas XX y los hombres XY, un pequeño porcentaje de mujeres vive con cromosomas masculinos. Se trata de una enfermedad rara sufrida por "una mujer entre un millón", conocida como disgenesia gonadal parcial, un trastorno sexual que supone una anomalía y una ambigüedad genital.
Por el momento los científicos aún no han descubierto la razón exacta que se esconde detrás de este fenómeno.
Entre las posibles causas se destacan la posible transmisión directa de madre a hija o una mutación espontanea.
La importancia del descubrimiento yace en que esta información revela datos curiosos sobre la diversidad genética en la antigüedad.
Fuente: Actualidad RT

Comentarios