Más noticias
Domingo 20 de Noviembre de 2011

Un falso médico casi mata a una paciente al inyectarle cemento para agrandar sus caderas

El supuesto galeno, un transexual de 30 años, había probado ese procedimiento en su propio cuerpo y también estuvo a punto de fallecer.

Un transexual de 30 años (foto) le inyectó cemento, pegamento y sellador para gomas a una mujer para agrandarle los glúteos y casi la mata. Él mismo se había hecho el procedimiento hacía un tiempo y había sufrido serias consecuencias en su salud.

Oneal Morris se practicó la operación él mismo y se dispuso a repetirla en esta paciente que casi muere después de haberle pagado 450 libras a este falso galeno por agrandarle el trasero con cemento.

La complicación ocurrió cuando las sustancias se "desparramaron" por el cuerpo de la paciente: comenzó a sentir síntomas de neumonía, y bultos le aparecieron grandes lastimaduras en su parte trasera.

La Policía, según el diario The Sun, dijo que Morris, que es de Florida, Estados Unidos, le dio a la mujer una serie de inyecciones para dejarle un trasero “ghetto booty": caderas más grandes y redondeadas.

Morris es parte de una red de falsos médicos que vende el servicio de “colas paradas” hace años en esa zona de Estados Unidos.
 

Comentarios