País
Martes 19 de Abril de 2016

Un fiscal federal dijo que "las pastillas se vendían como choripán en cancha"

Federico Delgado, a cargo de la investigación por la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica en Costa Salguero, señaló que el hecho " tiene semejanzas muy llamativas con Cromañón". 

El fiscal federal Federico Delgado, a cargo de la investigación por la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica en Costa Salguero, aseguró hoy que “las pastillas eran casi como comprar un choripán en la cancha” dentro del predio y no descartó citar como testigos o incluso imputar a funcionarios porteños.

En esa línea, dijo que “hay que ver si se ejercieron” los “controles” correspondientes y alertó que “es dramático” que, “desde las agencias públicas que tienen que hacer prevención e inteligencia para detectar quiénes fabrican, quiénes distribuyen y quiénes venden estas drogas, no haya ninguna pista seria” al respecto.

Además, insistió con que el hecho fue tan “grave” que “tiene semejanzas” con la tragedia de Cromañón, al reiterar que “había hacinamiento y poca ventilación” en el lugar, al tiempo que sostuvo que “hubo una especie de regulación de la necesidad de hidratarse de la gente” porque, “a medida que el agua era más necesaria”, empezó a “aumentar el precio” de las botellas.

“(El predio donde se desarrolló la fiesta) era un lugar donde la droga abrazaba a los chicos que llegaban. Todos los testigos cuentan que no había personas camufladas o que había santo y seña para conseguir pastillas, sino que las pastillas eran casi como comprar un choripán en la cancha”, enfatizó Delgado.

El fiscal, quien pidió la detención de Adrián Conci, presidente de la empresa Dell Producciones, organizadora de la fiesta, fue consultado por radio Nacional sobre si tenía previsto citar como testigos e incluso imputar a funcionarios porteños y respondió: “En principio, está todo abierto”.

“Y estamos esperando el resultado de algunos allanamientos que se hicieron ayer. Es probable que haya más testigos y es probable que haya más imputados”, agregó y argumentó: “Hay que ver si se ejercieron controles de acuerdo a los términos de la habilitación (del predio)”.

El funcionario judicial manifestó que “el hecho es muy grave, tiene semejanzas muy llamativas con Cromañón, a otra escala. Y nos parece que estas cosas pasan no solamente porque unas personas venden drogas, sino que hay otros tipos de condiciones que las hacen posibles”.

Por último, recordó que se investiga la actuación de la Prefectura Naval Argentina, ya que “como policía pública, como policía estatal, debió mirar, prevenir y, en cierto modo, secuestrar la droga que veía”.

Comentarios