Policiales
Lunes 12 de Septiembre de 2011

Un gitano secuestró a una joven de 14 años y hay un alerta nacional

La justicia pidió la captura de Elias Cruz  de unos 45 años por el rapto de Brenda Milano. Parece que el gitano pretende casar a su hijo con la muchacha y no está dispuesto a recibir un no.

Por Gonzalo Villatoro

La justicia alvearense emitió un pedido de captura nacional para dar con Elías Cruz de unos 45 años de edad e integrante de la colectividad gitana, por el secuestro de Brenda Milano de 14 años. La joven fue retirada de su domicilio y llevada contra su voluntad el domingo a la noche.

Al momento de radicar la denuncia en la seccional 14 de Alvear, Silvina Cabrera, mamá de la menor manifestó que los Cruz cargaron a Brenda en un VW Voyage negro y no se los vio más, informaron la autoridades policiales. Aparentemente la intención del secuestrador es casar a su hijo con la adolescente a como de lugar.

El raptor es oriundo de Comodoro Rivadavia pero está radicado, momentáneamente, en el departamento de San Martín.

La división investigaciones tomó el caso y al medio día el juez de instrucción Néstor Murcia firmó el pedido de captura por “privación ilegítima de la libertad” y emitió un alerta nacional

Los padres de la joven autorizaron la difusión de la fotografía a fin de solicitar la ayuda de la comunidad para dar con el paradero de la joven lo más pronto posible.

Según relató la madre a la policía, la familia Cruz les hizo una visita social y dos horas más tarde se retiraron porque seguían camino a Monte Comán (distrito de San Rafael) para cerrar un negocio con un vehículo.

Sin embargo parece que tanta amabilidad en el fondo era una cáscara. De acuerdo a los dichos de la madre, parece que la intención del gitano era arreglar el casamiento de su hijo con Brenda y no estaba dispuesto a recibir un no.

El problema es que Silvina se opone terminantemente a dejar ir a su hija hasta que no cumpla los 18 años ya que, pese a vivir dentro de la comunidad gitana, “es criolla” tal como se describió.

Anoche, alrededor de las 21, Silvina y su pareja, también gitano, salieron de compras y cuando regresaron a la casa (en su casa de San Juan y Martín de Irigoyen de ciudad) los hermanos de Brenda, de 8 y 12 años, le contaron que el hombre que había estado en la casa se la había llevado en un auto negro sin más pertenencias que la ropa que tenía puesta.

La familia de Brenda dio aviso a la policía y también se sumó a la búsqueda. Anoche mismo viajaron a San Martín pero lametablemente no tuvieron suerte. La casa de los Cruz estaba desabitada y tampoco consiguieron una písta que los guie hasta el paradero de la menor.

Comentarios