Policiales
Domingo 25 de Septiembre de 2011

Un hombre baleó a tres miembros de una familia

Primero fueron los hijos y después el padre. La situación es muy confusa y hay más preguntas que respuestas 

En una serie de hechos por el momento envueltos en interrogantes, tres miembros de una familia resultaron heridos de bala en la madrugada de ayer en esta ciudad.

Los hechos ocurrieron en momentos diferentes durante las primeras horas del sábado y, según información policial, todo comenzó cuando un vecino del barrio El Sosneado denunció que alguien había robado su moto y la había abandonado con espejos y focos rotos.

De acuerdo con esta primera versión, el primer aviso a la policía lo dio un joven del barrio (que sería hermano de un policía) que dejó su moto en la vereda y al salir vio que no estaba. Dio una vuelta y la encontró tirada pero con daños.

Posteriormente se recibió un llamado avisando de una persona baleada en el mismo barrio. Al llegar la fuerza al lugar se encontró con un chico de 17 años con una bala incrustada en el cuero cabelludo y con su hermana, de 16, también herida con una bala que le entró por el maxilar y se le alojó en un pómulo.

Se llamó a la ambulancia, aunque en principio se trasladó sólo a la mujer, ya que el joven no habría querido ser llevado en la unidad médica.

Después arribó al lugar el padre de ambos, quien dijo que se encargaría de llevar a su hijo al hospital.

Luego la policía recibió otro llamado sobre un nuevo baleado. Al llegar vieron con sorpresa que se trataba del padre de los heridos, quien presentaba una herida de bala en un codo y habría manifestado que le fue producida al pasar por enfrente de la casa del joven que había denunciado la sustracción de su moto. Por ahora la vinculación de ambos hechos no está clara. Ayer había cuatro aprehendidos.

Comentarios