Más noticias
Miércoles 19 de Octubre de 2011

Un hombre busca ayuda para operarse de su escroto gigante: ya pesa 45 kilos

Hasta hace tres años, Wesley Warren Jr. era un hombre más en la ciudad estadounidense de Las Vegas, Nevada. Pero entonces comenzó a padecer los síntomas de una enfermedad por la que la piel de su escroto creció hasta convertirse en una carga de 45 kilos que pende de su cadera.

Warren, de 47 años, fue diagnosticado con "elefantitis escrotal", por lo que el saco de piel que recubre sus testículos creció de manera anormal. El hombre decidió contar su historia para crear conciencia del mal que padece y recaudar fondos para la operación con la que mejoraría su calidad de vida, según contó al Las Vegas Review Journal.

"Es muy raro, ¿no? Es difícil estar alrededor mío, por eso no salgo mucho. ", admitió el hombre durante la entrevista. Warren admitió que siente depresión y ansiedad por su futuro, ya que la operación que podría devolverle su cuerpo a la normalidad cuesta un millón de dólares, una suma que él no posee. "Quiero poder tener amigos y una relación con una mujer", señaló.

Como si se tratara de la versión siglo XXI de "El hombre elefante", Warren decidió recaudar el dinero exhibiéndose en programas de televisión y radio bajo el seudónimo de "Jonathan de Las Vegas". Así dio detalles de cómo hasta orinar es difícil, porque su pene fue sepultado por el escroto y cuando lo hace, las gotas se esparcen por todas partes.

La historia de Warren comenzó en 2008, cuando, según él, sus testículos se inflamaron después de darse un golpe sin querer al rodar en su cama en medio de un sueño. "Nunca había sentido ese tipo de dolor. Fue como si me atravesara todo el cuerpo y cuando se calmó mi escroto era del tamaño de una pelota de fútbol", relató.

El hombre visitó todos los centros médicos en Nevada, pero los especialistas no lograron encontrar un tratamiento adecuado, con lo que la cirugía se presentó como única opción. "Ojalá algún millonario o billonario quiera ayudarme", expresó Warren durante una entrevista radial.

Comentarios