Policiales
Martes 20 de Enero de 2015

Un hombre mató a dos personas y aseguró que se lo "ordenó el diablo"

"Llévenme detenido, estoy endemoniado. El diablo me dijo que los matara, y tengo que seguir matando si me dejan libre. Voy a seguir matando", les gritó el detenido a los policías que lo arrestaron.

Un joven de 24 años, detenido por asesinar de un golpe en la cabeza a una mujer a la que luego arrojó a un río y decapitar a un hombre, además de despojarlo de dinero, en dos hechos ocurridos en las localidades cordobesas de Villa Carlos Paz y Cuesta Blanca, aseguró ante la policía que "el diablo" le ordenó cometer los crímenes.

"Llévenme detenido, estoy endemoniado. El diablo me dijo que los matara, y tengo que seguir matando si me dejan libre. Voy a seguir matando", les gritó el detenido a los policías que lo arrestaron.

Según el diario de Carlos Paz, en el momento de ser arrestado, el hombre llevaba consigo la cabeza de Felipe Salinas, el hombre de 70 años que murió decapitado en la pequeña localidad de Cuesta Blanca el sábado pasado.

El cadáver decapitado de Salinas había sido encontrado a unos cien metros del lugar en el que el sospechoso llevaba el cráneo.  El detenido, identificado como Sebastián Ezequiel Juárez, llevaba una importante cantidad de dinero encima, la cual estiman los investigadores habría robado al hombre asesinado.  De acuerdo con las averiguaciones realizadas, Juárez es oriundo de la ciudad de San Francisco, en el este cordobés, aunque actualmente residía en la vecina localidad de Frontera, en Santa Fe. 

Juárez fue puesto a disposición del fiscal Gustavo Marchetti, que lo imputó de "robo calificado, robo en grado de tentativa y homicidio en ocasión de robo".

En tanto, se investiga la presunta participación del mismo joven en el crimen de una mujer de 60 años, que por el momento no se ha podido identificar y cuyo cuerpo fue encontrado flotando en el río San Antonio, en Villa Carlos Paz. 

La mujer se encontraba en el balneario Sol y Río, a unos 12 kilómetros del lugar en el que se produjo el macabro crimen de Salinas. 

Según medios locales, Salinas era oriundo de la provincia de Corrientes, aunque vivía en la zona hacía al menos unos 20 años y residía en una modesta vivienda cercana a la ruta que une Carlos Paz con la zona de Traslasierra. 

Fuente: NA

Comentarios