Más noticias
Sábado 17 de Septiembre de 2011

Un hombre y sus tres esposas publicaron un libro en defensa de la poligamia

Joe Darger y sus mujeres tienen 24 hijos. La familia vive en una casa de diez habitaciones situada en un barrio de Salt Lake County, en Utah, EE.UU. Quieren que la poligamia deje de ser un delito.

Joe Darger tiene tres esposas y 24 hijos. La familia vive en una casa de diez habitaciones situada en un barrio de Salt Lake County, en Utah, EE.UU., y vivían con la mayor discreción posible.

Hasta ahora, que la familia decidió publicar el libro Love Times Three (Amor por triplicado) para defender su modo de vida y reclamar que la poligamia deje de ser un delito castigado con penas de cárcel.

Los Darger son mormones fundamentalistas, una rama que se independizó de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida popularmente como Iglesia Mormona, cuando ésta en 1890 aprobó un manifiesto que ponía fin a los matrimonios plurales.

En la actualidad la Iglesia, que tiene su sede en Salt Lake City, prohíbe la poligamia y expulsa a los miembros que la practican.

"De hecho para nosotros sería más fácil vivir en otro sitio que no fuera Utah porque el resto de mormones nos mira mal", explicó Joe Darger a BBC Mundo mientras cenaba con sus tres esposas -Alina, Vicki y Valerie- en un restaurante japonés de Manhattan.

"Somos adultos que de una forma libre hemos elegido tener un estilo de vida que es una parte esencial de nuestra religión; solo pedimos que el estado no se meta en nuestras camas".

"Nos toca una noche cada tres días; los días que estoy sola aprovecho para leer"

Valerie, una de las esposas de Joe Darger

A diferencia de la mayoría de los polígamos, que van aumentando el número de esposas con el paso de los años, Joe Darger empezó a salir con Alina y Vicki a la vez, y se casaron el mismo día.

Debido a la imposibilidad de casarse legalmente con más de una mujer, solo celebró matrimonio civil con Alina, mientras que Vicki pasó a ser su esposa espiritual. Joe y Alina Darger tenían veinte años. Vicki, diecinueve.

Valerie se unió a la familia diez años después, tras ser durante años la quinta esposa de otro hombre y tener cuatro hijos con él. Pero eso no es todo: es la hermana gemela de Vicki.

Entre todos suman veinticuatro hijos, diez automóviles, once computadoras, diez lavadoras diarias y casi 1.000 dólares semanales en comida. La hija mayor (de Alina) se casó hace unos meses y, de momento, está en una relación monógama.

"Dice que está demasiado enamorada para compartir a su marido con otra mujer y si se siente así está haciendo lo correcto", indica Alina.

"Nosotros queremos que no sientan miedo o vergüenza si apuestan por una relación polígama pero que se sientan libres de hacer lo que quieran", añade.

 

Algunos de los hijos estudian en la universidad y en escuelas públicas. La hija pequeña tiene menos de un año.

Alina, Vicki y Valerie tienen habitaciones de matrimonio y se reparten las noches que pasan con Joe.

"Nos toca una noche cada tres días; los días que estoy sola aprovecho para leer", indica Valerie.

Los Darger creen que cuando terminen de promocionar el libro y vuelvan a Utah muy probablemente serán investigados.

"Aunque nadie sabe la cifra exacta, en Estados Unidos hay más de 40.000 polígamos y las autoridades hacen la vista gorda siempre y cuando vivamos con discreción", indica Joe Darger, quien afirmó que "he decidido que no me voy a esconder más".

Los Darger no quisieron dar sus nombres reales cuando en 2006 una periodista experta en poligamia del periódico The Salt Lake Tribune, Brooke Adams, les pidió una entrevista. Dos años más tarde decidieron llamarla para que los ayudara a escribir el libro de su vida.

En una conversación telefónica con BBC Mundo, Adams explicó que "es importante no caer en estereotipos porque hay muchos modelos de relaciones polígamas" y describió a los Darger como "una familia muy unida, feliz y cariñosa".

En los últimos años los Darger han mejorado su relación con los trabajadores sociales de Utah.

"En la actualidad Salt Lake City tiene muchos inmigrantes polígamos, musulmanes en su mayoría, y nosotros podemos asesorar a los asistentes sociales sobre esta cuestión", explicó Darger.
Comentarios en la escuela

Lisa, la hija de 16 años de los Darger, fue autorizada por sus padres para compartir con BBC Mundo su mayor preocupación: lo que dirán en su colegio.

Los Darger piensan que es probable que cuando terminen de promocionar el libro y vuelvan a Utah serán investigados.

"Supongo que mis compañeros de clase esta semana habrán visto a mis padres en programas de televisión y cuando regrese al instituto tendré que soportar todo tipo de comentarios".

"A diferencia de otros colectivos, como los homosexuales, los polígamos no pedimos que nuestras múltiples bodas sean legales porque entendemos que es complicado, solo pedimos que no sean un delito", puntualiza Joe Darger.

Jonathan Turley, profesor de derecho en la George Washington University, indicó a BBC Mundo que las leyes que penalizan la poligamia son "contradictorias".

"En la actualidad los ciudadanos pueden tener amantes y también hijos con sus amantes, y el estado no persigue este tipo de relaciones", recuerda el académico, para el que no tiene sentido que al mismo tiempo se persiga a aquellos que sin pedir una licencia matrimonial llamen esposas a las madres de sus hijos.

"Salvo en casos de abusos de menores y novias menores de edad estas relaciones privadas no deberían constituir delito".

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no opina lo mismo. En su página web oficial remarca que desde 1890 rechaza el matrimonio plural y "cualquier miembro que adopte esta práctica se arriesga a ser expulsado de la Iglesia".

La oficina del fiscal general de Utah, Mark Shurtleff, indica que la poligamia es ilegal en el Estado pero que, sin embargo, "están centrando sus esfuerzos en crímenes que se cometen en comunidades polígamas y que guardan relación con abuso de menores, violencia doméstica o fraude".

Fuente: BBC Mundo

Comentarios