San Rafael
Miércoles 21 de Diciembre de 2011

Un incendio de 12 kilómetros de largo avanza en el límite entre San Rafael y Santa Rosa

Las llamas comenzaron por un rayo, se apagaron con la lluvia y se reencendieron por el fuerte calor de ayer. 21 brigadistas y 10 pobladores intentan cercar las llamas para evitar que siga avanzando. Se desconoce aún la cantidad de hectáreas quemadas.

Por Javier Martín

Un incendio fuera de control está afectando a campos ubicados cerca del límite entre los departamentos de San Rafael y Santa Rosa, a unos 40 kilómetros al sur de la reserva de Ñacuñán.
Según información oficial confirmada a UNO San Rafael por personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego, el incendio tiene en estos momentos 12 kilómetros de largo, medido entre la cola y la cabeza del mismo.

Uno de los campos afectados pertenece a la familia Encina, de acuerdo a la información suministrada a este diario. En estos momentos 21 brigadistas y alrededor de 10 pobladores intentan encerrar las llamas para evitar que las mismas crucen un punto considerado crítico, ya que de hacerlo el siniestro podría volverse más grave y se tornaría mucho más complejo de atacar.

“Esa zona se quemó en el 2004, por eso los brigadistas aprovechan a trabajar en los sectores quemados en esa época, donde la vegetación es más tierna, para intentar encerrarlo”, comentó brevemente Guillermo Ferraris, jefe del Plan Provincial de Manejo del Fuego, quien vino hasta la zona para seguir de cerca la evolución del fuego.
Debido a los vientos cruzados, hoy no se pudo hasta el momento salir a sobrevolar el incendio, por lo que hasta el momento se desconoce la cantidad de hectáreas afectadas.

En principio el origen de todo fueron los rayos descargados por una tormenta el lunes por la noche, y probablemente la lluvia caída en la madrugada del martes apagó ese primer fuego, el que por las altas temperaturas de ayer se habría reencendido alrededor de las 19.30 de este martes.

Los brigadistas de la base de Monte Comán salieron a combatirlo cuando tomaron contacto visual con una columna de humo que se observaba ayer al norte de ese distrito. Al observar las dimensiones del mismo, se pidió colaboración al personal de la base Mendoza.

Cuatro camionetas, los brigadistas y pobladores trabajan ahora en el cerco a las llamas, para luego tratar de apagarlas.
 

Comentarios