Vendimia
Viernes 18 de Noviembre de 2016

Un millón y medio de turistas visitan al año las bodegas de la provincia

Es la estimación que realizó el EMETUR en el marco de Congreso Iberoamericano de Enoturismo. En San Rafael 23 bodegas reciben visitantes.

El turismo del vino o enoturismo es una actividad complementaria de las bodegas que ha crecido significativamente en la última década y media. Según cálculos del Ente Mendoza Turismo (EMETUR), alrededor de un millón y medio de visitantes pasan por los distintos establecimientos vitivinícolas de la provincia que están abiertos al público.

"A Mendoza llegan aproximadamente tres millones de turistas al año y se estima que el 50% de esa cantidad visitan bodegas", informó a UNO San Rafael Gabriela Testa, presidenta del EMETUR, en la apertura del sexto Congreso Iberoamericano de Enoturismo que se extenderá hasta este viernes en el departamento.

Explicó que el visitante común hace al menos una ingreso a una bodega, mientras que los que turistas más interesados en el vino "visitan como mínimo tres bodegas".

Para todos ellos existe una oferta a nivel provincial de 130 establecimientos vitivinícolas que tienen apertura turística, de las cuales 23 se encuentran en San Rafael, según datos del Ente.

En ese número hay de todo tipo: grandes bodegas con tecnología de punta de marcas conocidas o de propiedad de multinacionales, centenarias ligadas a un linaje o apellido tradicional, pequeños establecimientos familiares recuperados en las últimas décadas, bodegas boutique, también las que elaboran vinos caseros o artesanales, entre otras.

"Sin dudas Mendoza es la provincia argentina que tiene mayor desarrollo de turismo del vino, esto tienen que ver que el 70% de la producción de vinos de Argentina acontece en nuestra provincia" y "en los 80 años de la Fiesta Nacional de la Vendimia", manifestó la funcionaria.

Además, a partir "del año 2000 se comenzó a desarrollar entre el gobierno de la provincia y Bodegas de Argentina los denominados 'caminos del vino', una posibilidad de combinar dos o más bodegas de distintas características a través de un recorrido que además se acercaba a zonas de viñedos y otras actividades correlacionadas"

Es que actualmente, añadió Testa, "visitar una bodega no es sólo conocer la instalación, sino que se puede degustar con un plato típico, disfrutar de muestras de arte y diversas actividades artísticas como los ciclos Música del Mundo por los Caminos del Vino, Tango por los Caminos del Vino y Música clásica por los Caminos del Vino".

Consideró que "ha sido tan importante el desarrollo del enoturismo que en 2005 Mendoza entró a la Red de Grandes Capitales del Vino, hecho que la fortaleció, y ahora formamos parte de AENOTUR, que es la Asociación Internacional de Enoturismo que organiza el Congreso Iberoamericano".

Comentarios