Más noticias
Martes 13 de Diciembre de 2011

Un Papá Noel que reparte bebidas envenenadas tiene a mal traer a los alemanes

La policía de la capital alemana advirtió contra la presencia de un hombre en los mercados navideños de Berlín que invita a beber gratuitamente bebidas alcohólicas envenenadas, cuya ingestión obligó a hospitalizar a varias personas.

Un portavoz policial informó que hasta el momento se conocen ocho casos de personas que han sido hospitalizadas tras ingerir bebidas alcohólicas envenenadas, la última de ellas una adolescente de 15 años este fin de semana en el céntrico mercado de la Alexanderplatz.

Las autoridades advirtieron que el envenenador convence a sus víctimas tras contarles que acaba de ser padre y desea celebrarlo o se disfraza de Santaclós para ganarse su confianza.

Los primeros análisis han determinado que el hombre envenena los vasitos en los que ofrece alcohol con una sustancia tóxica líquida, que altera la percepción y en dosis elevadas conduce a la pérdida de conocimiento.

El primer caso conocido es el de una pareja de jóvenes que fueron envenenados el pasado miércoles, mientras posteriormente se registraron otras víctimas, en su mayoría mujeres.

El sospechoso ha actuado ya en los céntricos mercados navideños de Alexanderplatz, Gendarmenmarkt y junto a la Staatsoper, muy próximos unos de otros, pero no se descarta que pueda hacerlo en algunos otros de los cerca de un centenar que hay abiertos en Berlín.

Según la descripción de sus víctimas, el envenenador es un hombre de unos 45 años, 1.80 metros de estatura, cabello rubio oscuro y rostro redondo, con gran capacidad comunicadora y que despierta simpatía.

Medidas precautorias

La policía hizo un llamado a los ciudadanos a ingerir en los mercados navideños únicamente bebidas que adquieran en las casetas oficiales y a rechazar toda invitación, así como a denunciar cualquier oferta sospechosa.

Santaclós simboliza la alegría de la Navidad y los regalos, y es un personaje adorado por niños y niñas. Sin embargo, la prensa alemana ha advertido que este atacante alemán, además del daño obvio en personas que han sido hospitalizadas, sólo generará desconfianza entre los “auténticos” Santaclós que pretendan brindar su amistad y alegría en esta época del año.

La nieve se hace esperar en la capital alemana, pero los tradicionales mercados navideños, puntuales a su cita anual, abrieron al público con su habitual oferta de artículos de artesanía, golosinas y delicias culinarias.

Entre el casi centenar de mercados repartidos por toda la capital alemana, el del Gendarmenmarkt, flanqueado por la sala de conciertos de Berlín (Konzerthaus) y las catedrales francesa y alemana, es uno de los más populares.

En ese mercado tallistas de madera y otros artesanos muestran los secretos de su profesión.

Fuente: excelsior.com

Comentarios