San Rafael
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Un pitbull le arrancó la oreja a una nena de 3 años y se la reimplantaron

Ocurrió el lunes en horas del mediodía. La nenita llegó con la oreja colgando al hospital.

Una nena de 3 años que fue atacada por un perro pitbull salvó su oreja de milagro tras una intervención que se realizó en el hospital Schestakow cuyos médicos plásticos lograron reimplantarla ocn una técnica muy particular.

El ataque ocurrió el lunes al mediodía cuando la nena jugaba con su primo y el perro se le abalanzó, la tiró al suelo y luego le mordió la oreja.
La chiquita fue trasladada de urgencia al nosocomio público con la oreja colgando a punto de caer. Allí ingresó al quirófano y fue operada durante tres horas.
Los médicos Darío Biancotti y Franco Rosso lograron salvar la oreja y se la reimplantaron de una manera muy particular.
Es que para salvar los cartílagos se sepultó la oreja y se la guardó sobre el mismo espacio por el lapso de 6 meses a un año.
En ese sentido Biancotti explicó que "si la oreja hubiese sido arrancada de cuajo se la teníamos que implantar en el brazo para que no se muera" y agregó que "en este caso, porque estaba colgando, decidimos sepultarla en el mismo lugar para preservarla".
La operación no afectó el canal auditivo de la nena y la oreja volverá a su lugar después de los seis meses, "siempre y cuando sea buena la evolución del paciente", remarcó el especialista.
Ahora se encuentra bajo tratamiento con antibióticos para evitar infecciones y está internada en la sala de pediatría del hospital.

Comentarios