País
Viernes 05 de Febrero de 2016

Un preso por violación recibía visitas íntimas en la casa del comisario

“Situación licenciosa”. Ocurrió en la subcomisaría 3ª de Chovet, cuya comunidad no sale del asombro. El comisario Sergio David fue desplazado de su cargo.

Las autoridades policiales provinciales pasaron a disponibilidad al titular de la subcomisaría 3ª de Chovet, departamento de General López, comisario Sergio David, porque en la dependencia a su cargo tenía detenido a un condenado por violación de su hijastra, al que se le permitía manejarse con gran libertad, ya que hasta recibía visitas íntimas en la casa del mismo comisario —en rigor, la residencia policial lindante con la comisaría—, y hasta habría usado el auto patrullero de la dependencia para cumplir mandados al comisario.

"Desde hacía meses se daba esta situación licenciosa en la comisaría de Chovet", expresó David Reiniero, secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad de la provincia.

Según trascendió, el detenido, Horacio Silva, purgaba una condena a 12 años de prisión por violar a su hijastra desde que esta tenía 3 años y hasta los 10 años en Villa Cañás. El condenado, tras pasar un tiempo en la Jefatura de Melincué, fue trasladado por las agresiones que sufrió, y actualmente estaba en la comisaría de Chovet, a unos 130 kilómetros de Rosario.

Según relató el padre de la nena abusada, José Juárez, el reo tenía visitas íntimas con su actual mujer en la cama del comisario. Y señaló a medios que lo consultaron que las versiones sobre estos extraños privilegios llegaron a sus oídos "hace un año".

Reiniero confirmó la información en diálogo con LaCapital: "Las denuncias que habíamos recibido se confirmaron en el mismo momento en que al hacer el procedimiento nos encontramos con que el preso estaba ausente de su lugar de detención. Todas las acciones que se adoptan ante casos como este —señaló—, están protocolizadas y nosotros hemos actuado en consecuencia constatanto la falta y notificando al fiscal sobre la situación para que lleve adelante la investigación", indicó.

Sólo un juez. Reiniero ratificó luego claramente que sólo un juez y nunca la fuerza policial pueden autorizar alguna prerrogativa como una salida transitoria para un detenido o una falta menor e intrascendente, "lo que de ninguna manera rige para un caso como este", donde se pudo comprobar que, efectivamente, el condenado no estaba tras las rejas sino en la citada residencia policial. Ante el hecho, Silva fue trasladado nuevamente a la cárcel de Melincué.

A raíz de estos hechos, el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, quien ayer visitó la ciudad de Firmat para dejar inaugurado el Comando Radioeléctrico de la localidad, señaló a este diario que "apenas llegó la denuncia sobre el caso, se instruyó a Asuntos Internos para que actúe".

Para el ministro, esta acción demuestra que "se está trabajando para el mejoramiento de la fuerza, que se debe depurar a sí misma separando a los malos policías y jerarquizando a los buenos", un concepto que también repitió durante el acto inaugural en Firmat".

Por último, destacó el accionar del organismo y afirmó que "en el último mes se han desarrollado más controles internos de la fuerza que en los últimos dos años", y recordó la reciente detención de 15 policías acusados de un crimen y su encubrimiento.

 

Comentarios