Más noticias
Martes 15 de Noviembre de 2011

Un racista arrepentido

Bryon Widner es una racista arrepentido: fue parte de los skinhead (grupo neonazi) y como una forma de borrar su pasado deicidió someterse a 25 agonizantes operaciones para eliminar los tatuajes de su cara y brazos. 

Widner, de 34 años, pasó 16 meses entre cirugías con láser para remover las intimidantes imágenes tatuadas en su rostro que incluían, entre otras cosas, varias esvásticas y una navaja ensangrentada.

El tratamiento de 20,000 euros (más de $117 mil) lo inició luego de encontrar el amor y formar una familia.

Además de lo que tuvo que pagar en efectivo, Widner tuvo otro costro: ha recibido amenazas de muerte por exponer a los racistas. Pero dice que “Es un pequeño precio a pagar para ser humano de nuevo“.

Fuente: Marcianos.com.mx

 

Comentarios