Deportes
Domingo 27 de Noviembre de 2016

Un sueño mundial

Gran referente. El sanrafaelino Diego Castro se dedica al triatlón, en el que ha conseguido muy buenos resultados. Su objetivo es clasificar al Mundial de Medio Ironman. Un gran desafío

Comenzó con las pruebas combinadas a los 14 años y hoy, con 38, Diego Martín Castro es uno de los grandes referentes sanrafaelinos del triatlón.

Tentado por eventos importantes (Desafío al Cañón del Atuel y Pentatlón) Diego decidió comenzar a practicar pruebas combinadas.

Su entrenador en aquella época era Federico De la Reta, amante del triatlón, motivo por el cual Castro en 1995 debutó en el evento que reúne tres disciplinas deportivas: natación, ciclismo y pedestrismo.

Su fuerte es el ciclismo y al respecto comentó: "En carreras donde no podés seguir la rueda de tu rival me permite sacar cierta ventaja. Y cuando se corre en pelotón, como las diferencias son mínimas hay que ser inteligente para no desgastarse".

Hasta hace algunos años la parte de pedestrismo le costaba bastante pero eso cambió.

"La parte de trote era mi materia pendiente pero la logré mejorar. Desde hace cuatro años me bajo a correr, me siento muy bien y puedo definir carreras", sostuvo.

Y sobre la natación Diego señaló: "En el agua no soy ni el peor ni el mejor. Hay que tener en cuenta que ese tramo representa el 10% del tiempo total de la competencia. Es decir que la diferencia se hace en la bici y corriendo".

Última experiencia

Hace un par de semanas el triatleta estuvo presente en el Medio Ironman que se llevó a cabo en Río de Janeiro con 1.900 metros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 kilómetros de pedestrismo.

"A Brasil fui lesionado, en realidad me infiltré, no estaba para correr pero viajé porque tenía todo pagado y vacaciones pedidas. Me lesioné justo en la puesta a punto para el evento en Río", explicó.

Castro no tuvo problemas nadando, tampoco en el tramo de ciclismo, pero cuando comenzó la parte pedestre, la lesión y un mes sin entrenar le pasaron factura, sin embargo pudo terminarlo.

"La experiencia ayuda porque en momentos como el que pasé recordás que ya has pasado por situaciones similares. Además pensás en los meses que estuviste entrenando, en lo que dejaste de hacer y entonces tratás de terminar como sea".

Hombre de hierro

En 2011 el sanrafaelino participó en el Ironman de Florianópólis. "Es una competencia diferente a cualquier otra, donde tenés que ir con un motor diesel. La idea es regular el esfuerzo, escuchar al cuerpo y ser inteligente a la hora de comer e hidratarte".

Tras 10 horas y media (el límite son 17 horas) Diego completó los 3.800 metros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42 kilómetros de pedestrismo.

"Fue una experiencia maravillosa. Lo volvería a correr, no ahora, porque no tengo el tiempo necesario para entrenar para un evento así", destacó.

Por último comentó hasta cuándo correrá. "Hasta que el cuerpo me lo permita, en realidad no me imagino no corriendo. Algunos me aconsejan que pare un poco pero sinceramente me pongo mal cuando no entreno, no conozco otra vida, lo necesito".

La historia de un sanrafaelino que hizo del triatlón su forma de vida. Eso le permitió trascender a nivel nacional e internacional. Un atleta con todas las letras.

Primer desafío

En el año 1996, el sanrafaelino participó en el Mundial Junior de Triatlón que se desarrolló en Estados Unidos. Una experiencia inolvidable para Diego Castro que tuvo una muy buena actuación.

Momento único

El 21 de noviembre de 2010 en Los Reyunos se disputó la Copa Nacional de Triatlón, evento que tuvo como ganador a Diego. Esa carrera quedó grabada n sus retinas porque triunfó y además ese día es su cumpleaños.

Grandes carreras

En 2011 Castro fue subcampeón panamericano de duatlón, al año siguiente estuvo a un puesto de clasificar al Mundial y hace 2 años en el Medio Ironman de Piedra Roja (Chile) terminó 13°.

Comentarios