Más noticias
Martes 18 de Octubre de 2011

Un taxista que murió de cáncer se hizo momificar como los faraones de hace 3.000 años

El británico Alan Billis, tenía 61 años cuando falleció en enero. Donó su cuerpo voluntariamente a un experimento de momificación para un documental de televisión.

Un hombre británico del siglo XXI se convirtió en la primera persona momificada en 3.000 años según el método utilizado para los faraones en el antiguo Egipto, según afirma un documental televisivo.

Alan Billis, un taxista de 61 años originario de Torquay, en el sureste de Inglaterra, falleció en enero de un cáncer de pulmón. Pero antes de morir donó su cuerpo voluntariamente a un experimento de momificación para la televisión.

"La gente ha donado sus cuerpos para la ciencia durante años y si la gente no accede voluntariamente a nada tampoco se descubre nada", declara Billis en el documental, que se emitirá el 24 de octubre en el Reino Unido.

"Si no funciona no es el fin del mundo. Para mí, no cambia nada. No lo voy a notar", dijo entonces.

Un equipo liderado por el médico forense Peter Vanezis extrajo todos los órganos de Billis excepto el corazón y el cerebro, y sumergió su cuerpo en un baño de sales especiales durante un mes, según la cadena Channel 4.

El cuerpo fue posteriormente secado en una cámara especial del centro médico legal de Sheffield, en el norte de Inglaterra, y envuelto en vendas de lino para permitir que continuara el proceso, conservar los miembros intactos y mantenerlo alejado de la luz y de los insectos.

Los expertos utilizaron un proceso desarrollado por el doctor Stephen Buckley, un químico de la cercana universidad de York, que lleva casi 20 años estudiando el arte de la momificación.

Fuente: 2001.com.ve

 

Buckley centró sus investigaciones en la dinastía XVIII de Egipto, que produjo las momias mejor conservadas, incluida la de Tutankamón hacia 1323 aC.

Uno de sus descubrimientos fue que, contrariamente a la creencia popular, a las momias no se les retiraba el cerebro por la nariz.

Antes de Billis, Buckley había estado experimentando con patas de cerdo, que tienen un tejido muy similar a la piel humana.

Cuando el cuerpo de Billis estaba ya vendado, su esposa Jan pudo visitarlo por última vez y dejó junto a él varias fotografías y dibujos de sus nietos.

El proceso, que duró tres meses, ha sido celebrado como un éxito.

"La piel tiene esta apariencia de cuero que indica que se ha momificado completamente", explicó.

Y Buckley proclamó: "Creo que lleva camino de parecerse a lo mejor de lo mejor de la dinastía 18 dentro de 3.000 años".
 

Comentarios