Más noticias
Sábado 10 de Septiembre de 2011

Un turista ruso debió caminar 9.000 km para volver a su casa porque lo dejaron si un peso

El hombre, de 47 años, había llegado a Moscú por primera vez. Ahí lo asaltaron y tras vagavundear por la capital rusa, decidió volver a su hogar, en el sur del Lejano Oriente ruso. Demoró un año en regresar.

Un habitante del Lejano Oriente de Rusia podría obtener el título de turista más desafortunado del país: tuvo que recorrer un camino de unos 9.000 kilómetros a pie desde Moscú tras ser despojado de todas sus pertenencias en la capital rusa y volvió a sufrir un robo justo al final de su trayecto, explica RT.com

Esta peculiar historia comenzó en agosto de 2010, cuando un habitante de la región de Kamchatka, de 47 años, llegó a Moscú por primera vez en su vida para conocer la capital rusa. Un día entró en un café, donde entabló conversación con dos personas, con los que estuvo bebiendo y brindando por la amistad. Después de la medianoche los tres fueron a un parque, donde los moscovitas golpearon a su ‘amigo’ y le robaron los documentos, todo el dinero que poseía y el teléfono móvil.

Durante varios días el hombre vagabundeó por las calles capitalinas, hasta que tomó la decisión de volver a su casa a pie. Durante su camino trabajó como porteador y peón para comprar comida. Un año después, el trotamundos llegó a Vladivostok (sur del Lejano Oriente ruso), tras atravesar una distancia de casi 9.000 kilómetros. En la estación de trenes de la ciudad, el hombre volvió a ser atracado, esta vez por un joven ladrón.

Los policías locales lograron detener al delincuente y le devolvieron el dinero y las ropas robadas al ciudadano. Su asombro fue mayúsculo cuando descubrieron que la víctima del ladrón, un sucio vagabundo con un calzado prácticamente sin suela, era un desafortunado turista que había llegado desde Moscú, haciendo gran parte del camino a pie.

Fuente: Planetacurioso.com

Comentarios