País
Jueves 21 de Enero de 2016

Un video muestra el nacimiento de una jirafa en el zoológico porteño

El parto fue doble pero después de unos días la otra cría murió. Hoy, tres meses después del parto, la jirafa bebé fue presentada en sociedad. Lanzan concurso para elegir nombre. 

Una jirafa bebé macho, que nació hace tres meses con 62 kilos y 1,75 metros de altura y hasta ahora estaba a resguardo, fue presentada hoy en el Zoo porteño y su nombre será elegido mediante un concurso entre los niños que visiten el lugar durante el verano.
 
“La jirafa bebé nació el 16 de octubre con 62 kilos y 1,75 metros de altura, durante tres meses quisimos que estuviera tranquila con su mamá y por eso recién ahora la presentamos”, explicó Belén Lubary, educadora ambiental del zoológico.
 
Lubary comentó que “esta jirafa nació de un parto doble, lo que no es habitual porque son embarazos de 15 meses y las crías tienen mucho peso, sólo conocemos tres casos a nivel mundial, en Alemania, China y Estados Unidos”.
 
Y continuó: “La otra cría nació con un peso mucho menor y nunca logró prenderse a la teta de la madre. Fue alimentada con suplementos pero al tiempo falleció”.
 
La jirafa, que hoy fue presentada al público, pesa ya 180 kilos y mide 1,90 metros.
 
Su mamá, Jacky, también nació en el zoo porteño, mientras que Buddy, su padre, vino de un zoológico de Chile.
 
Durante la gestación, el equipo de profesionales del Zoo monitoreó de cerca la evolución de la preñez de Jacky y luego del “sorpresivo parto doble se extremaron las medidas de cuidado y aislamiento a los fines de preservar la intimidad y favorecer la evolución de las crías y la tranquilidad de los padres”.
 
“Las jirafas son animales típicos de la sabana africana y su cuidado es muy delicado. Por ejemplo, cuando llueve no pueden estar en el espacio de siempre porque pueden resbalar con el barro y lastimarse”, describió Lubary.
 
Su alimentación también debe ser cuidada: “Es uno de los pocos animales a los que no está permitido que el público le de alimentos. Desde el zoológico se les proveen distintos tipos de pastos, frutas y verduras, además de contar con agua todo el tiempo”.
 
Según la especialista, “que se hayan reproducido demuestra que los animales no están estresados y se encuentran a gusto en el hábitat, porque cuando están mal es muy común que no puedan procrear”.
Durante todo el verano, los niños que concurran al zoológico podrán participar de un sorteo para elegir el nombre de la jirafa bebé.

Comentarios