Espectáculos
Lunes 29 de Febrero de 2016

Una alfombra roja en la que las estrellas no brillaron como en otro años

La gran pasarela de la moda en el Dolby Theatre no tuvo el esplendor de otros años.

Hubo sumo interés esta noche desde que comenzó la transmisión en lo que sucedía en la alfombra roja donde toda celebrity quiere estar porque quizás no tenga otra oportunidad tan importante para mostrarse.

Y todos los ojos de la industria de la moda están mirando allí y eligiendo  a su próxima musa de una nueva campaña. O tal vez esperando que su estrella muestre su diseño para ser reconocido y aplaudido por el.mundo fashion. Por eso, las vestuaristas, productores de moda, diseñadores, esteticistas, peinadores, joyeros, trabajan sin descanso ofreciendo sus  outfit (incluso pagando, en muchas ocasiones, cifras siderales).

La gran ceremonia fue en el Dolby Theatre de Hollywood y la antesala, la famosa Red Carpet (Alfombra Roja), donde la estrella número 1 de la noche: la estatuilla del Oscar, mostró su cambio de look. Con la intención de honrar los inicios de los Oscars, la compañía Polich Tallix Fine Art, logró reproducir la figura del premio original de 1929 con la nueva tecnología y los diferentes tipos de digitalización e impresión en 3D. A pesar de su cambio de look seguirá enchapada en oro 24 quilates y conservará su peso de 3,8 kilos y su altura de 34,2 centímetros. La estatuilla original había sido creada en 1928 por Cedric Gibbons (director artístico de la Metro Goldwyn Meyer) y esculpida por el artista George Stanley. Oscar es un caballero armado con una espada  de pie sobre un rollo de película con cinco radios que simbolizan las ramas originales de la Academia: actores, guionistas, directores, productores y técnicos.

A la hora de ver a las estrellas caminar sobre la alfombra roja se destacó Naomi Watts que llevaba un vestido de la prestigiosa firma Atrmani Privé, se trataba de un strapless absolutamente bordado en canutillos y color azul metálico con el escote color mora. La acompañó con una tiara de diamante de Bulgari. Muchos fashionistas la elogiaron pero otros tantos les pareció intrascendente.

Por su lado Kate Blanchett eligió también un Armani Prive, un vestido empolvado verde aturquesado, bordado con plumas y lentejuelas con un gran escote y gran cola. No pareció una buena elección.

Kate Winslet eligió un vestido strapless negro metalizado y con cola, de Ralph Laurent. Correcta pero el corte la hacía algo rellena lo que no ayuda a su figura.

Rooney Mara -la cara de la fragancia de Calvin Klein Down Town-, lució un Valentino de gasa totalmente bordado con mangas largas en blanco.

Y hablando de Calvin Klein, Soarise Ronan lo eligió, vistiendo  un traje de palletes color verde esmeralda con escote en “V” profundo   y espalda descubierta. El color elegido fue en honor a Irlanda, los pendientes eran en el mismo tono que combinaban perfecto con el peinado levemente ondulado. Glamorosa y muy elegante.

Jennifer Garner asistió con un escotado vestido de la firma Versace en color negro y bordado asimétrico. Lucio insulsa y no pareció el gran vestido.

Brie Larson se puso un Gucci color azul eléctrico con gran escote sobre tul  con cintura  bordados con piedras y falda plisada. Cabello raya al medio semirecogido con broche de brillantes y en sus orejas pendientes también de brillantes. Un look seguro, ya que no se jugó.

Patricia Clarkson, muy señorial se salió del standard con su vestido largo escotado floreado con colores vibrantes sobre fondo blanco y gran escote en el pecho y la espalda.

La modelo alemana Heidi Klum asistio vestida por Marchesa  en tonos lilas y blancos  con mucho volumen su falda .El escote a un solo hombro  y una sola manga. Cabello recogido. Su look fue un poco exagerado.

La cara de Jádore, la fragancia de Dior, la actriz sudafricana Charlize Theron, fue una de las mejores vestidas. Eligió un Dior en color rojo con escote bien profundo y pegado a su silueta. Sobre el escote, un collar de brillantes. Como siempre lució espectacular y sexy.

La modelo estadounidense Chrissy Teigen vestida por Marchesa en gasa natural y absolutamente bordado en tonos bordo y dorado acompañado por su marido, el cantante John Legend vestido con un smoking negro. Embarazada, súper sexy, preciosa.

La actriz Olivia Wilde estuvo muy bien vestida con Valentino, de blanco de gasa con escote profundo a modo de tirantes y falda plisada. Lo acompañó con  joyas tejidas en malla color acero. Muy lindo su look, muy avant garde.

Discretísima y hermosa lucio Lady Gaga con un atuendo de falda y pantalón en crepe blanco, con corset y escote, diseñado por Brandon Maxwell. Muy bien lookeada, su outfit estaba impresionante. Aplausos.

La talentosa Julianne Moore llevó un solero negro de Chanel con tirantes bordados  que recorren el busto. Nunca se equivoca, es una mujer con estilo que se conoce muy bien.

La guapisima sueca Alicia Vikander llevó un Louis Vuitton en tono amarillo empolvado con bordados en plata escote strapless y la falda con volumen e irregular, tenía un largo  midi alargándose en la parte de atrás, lo acompañó con cabello semirecogido y pendientes. Me gustó porque se animó al color amarillo, un tono muy inusual para esta gala. Atrevida y fresca.

La actriz colombiana Sofía Vergara, una de las bombas latinas de Hollywood, fue vestido en tono azul brillante  de Marchesa  con escote corazón , drapeados, volados,  bordado con brillos. El cabello, recogido y con la cúspide con volumen. La hemos visto mucho más glamorosa y este outfit no fue la mejor elección. Demasiada información para un solo atuendo.

La india Priyanka Chopra , muy linda, con un strapless Jordi Mubarak straples escote corazón color plata, entallado y con cintura marcada. Transparencias y bordados. Estaba muy elegante pero no se jugó ni un poquito.

Whoopy Golberg, muy justa con un vestido negro con escote palabra de honor. A mi criterio, se equivocó en la elección del género, shantu de seda. Las mangas le hacían justicia. Su simpatía eclipsó la equivocación.

La que no se hizo justicia fue la hermosa Gena Rowland. Vistió desalineada un traje sastre de  pantalón en negro de satén y chalina de gasa con brillos. Me da la impresión que sacó lo primero que vio en su vestidor.

En el caso de los hombres, optaron por no sorprender con su vestuario, apostaron a lo seguro y casi tosos eligieron trajes o smoking negros, salvo tres excepciones:

Sylvester Stallone con smoking azul noche combinado con camisa negra y corbata de seda que le dio un detalle de color. Muy canchero.

El rapero Common, con smoking de crepe blanco y pajarita negra de satén diseñado por Dolce Gabbana logró un buen look. Correcto y lo sabía llevar.

Mark Ruffalo eligió un smoking combinado azul con negro camisa blanca y moño negro. Sorprendente, muy elegante

Leonardo Di Caprio siempre elegante con smoking negro clásico de Armani y zapatos abotinados. No es un hombre para mirarle moda, es un tanto antiguo pero siempre está bien, sin ninguna clase de sorpresa.

Otro vestido de negro fue Kevin Hart con smoking de Dolce Gabbana con cuello ribeteado bordado de canutillos de gran tamaño, lo acompañó con camisa negra. A pesar de estar de negro también se diferenció con ese toque inesperado y audaz.

Eddie Redmayne, uno de los más elegantes, con smoking de la casa Alexander McQueen de terciopelo negro con fajín en la cintura. Se destacaba entre los aburridos.

Una noche sin grandes sorpresas para el mundo de la moda, con algunas estrellas brillando más que otras pero sin outfit memorables. Salvo el rojo de Charlize, el arquetipo de la mujer que sabe combinar la sensualidad con la elegancia.

Comentarios