Policiales
Lunes 20 de Abril de 2015

Una banda es juzgada por el asalto en el que quemaron con una plancha a la víctima

Cinco hombres están acusados del violento robo al matrimonio Gamboa en febrero de 2014 en su casa de Balloffet y Florida. Se hizo la primera audiencia en la Primera Cámara del Crimen.

Cinco miembros de una peligrosa banda comenzaron a ser juzgados este lunes en la Primera Cámara del Crimen por el violento asalto a Fernando Gamboa y María Estela Barroso el 23 de febrero de 2014 a la noche en su vivienda de Balloffet y Florida. En ese robo las víctimas fueron amenazadas con armas de fuego y golpeadas, además el hombre fue quemado con una plancha para que dijera donde estaba guardado el dinero.
En el banquillo de los acusados fueron sentados Raúl Ariel Reyes, Juan Marcelo Reyes, Roberto Carlos Peletay, Daniel Emanuel Sánchez y Pablo Hernán Carretero. Están acusados de robo agravado por el uso de armas, en poblado y en banda y por escalamiento.
Carretero fue el primer en hablar ante los jueces, dio detalles de los hechos y “mandó al frente” a los demás, por lo que la defensa de los demás pidió que se anulara su declaración alegando tecnicismos.
El tribunal integrado por Ariel Hernández, Julio Bittar y Rodolfo Luque decidió tratar el planteo más adelante y continuaron con el debate.
En ese marco declararon Raúl y Marcelo Reyes y también Peletay, que sólo se limitaron a decir que desconocen la acusación que se les hace y no respondieron preguntas.
La declaración de Sánchez quedará para este martes a pedido de su defensor por considerar que no estaba en condiciones de hacerlo porque sus custodios le habían rociado gas pimienta en los ojos cuando estuvo en el calabozo de tribunales durante el cuarto intermedio.
Un asalto muy violento
Fernando Gamboa y su esposa vivieron un verdadero calvario la noche mencionada cuando cuatro individuos con armas ingresaron a su vivienda los golpearon y amenazaron. Además, apuñalaron al hombre y lo quemaron con la plancha en una mano.
Finalmente se llevaron $23.500, 1.900 dólares, 1.000 euros, alhajas de oro, las llaves de un automóvil Citröen C4 y los controles remotos de los portones de la casa.
A inicios del mes siguiente se recuperaron quince mil pesos en efectivo y un par de alhajas cuando detuvieron a cuatro de los cinco involucrados. En ese procedimiento también fueron secuestrados un vehículo y una moto que habrían sido adquiridos con dinero del atraco. Después cayó un quinto sospechoso.

Comentarios