Deportes
Domingo 16 de Octubre de 2011

Una mamá que vuela bien alto

La ciclista sanrafaelina Adriana Alos (49) ganó la Revancha de Río Pinto en Córdoba. Además de jugar y entrenar en vóleibol al equipo de Salto de las Rosas, es directora de la Escuela 4-100 y, sobre todo, es madre.

El hecho de ser deportista implica un sacrificio gigante, en cuanto a entrenar, cuidarse, sacrificarse y trabajar en busca de hacer del deporte un estilo de vida. Pero ser mamá es quizás el trabajo más difícil y a la vez más gratificante. Es imposible determinar a qué se le dedica más tiempo, si a criar o a entrenar.

Por eso, aquellas mujeres que insisten en cumplir con esa doble función son unas verdaderas campeonas.

Para citar un ejemplo Adriana Alos (49) ganó la Revancha de Río Pinto el domingo pasado en Córdoba y es una de esas mujeres que no se conforman con ser las mejores madres, sino también con perfeccionarse día a día en los entrenamientos, para que sus hijos se sientan orgullosos de verla competir.

Adriana y su hijo Hugo Jover (18), que también se dedica al mountain bike, acompaña a su mamá en casi todas las competencias. Hugo corrió también en la Revancha de Río Pinto, donde logró un 7º puesto en juveniles.

Adriana además de ser mamá, practica mountain bike, juega y es entrenadora de vóleibol con el equipo de Salto de las Rosas. Pero su tarea no queda ahí, ya que cumple su tarea como directora de la escuela 4-100 de la Villa 25 de Mayo. De la última carrera en Córdoba, la cual se planteó como objetivo principal de este año, mencionó que “todo este tiempo entrené para esto. Mi entrenador es Mauro Escari, que vive en Río Negro y me manda todo planificado, desde los entrenamientos hasta dietas”.

La sanrafaelina consiguió el primer lugar entre 150 chicas en Master C.

Adriana explicó el nuevo método de entrenamiento que empezó a tener gracias a los cardiotacómetros, lo que la ayudó mucho en la competencia, al respecto dijo que “este sistema, que te marca el pulso, es lo que más me ayudó para sentirme muy bien”.

Sin dudas una mamá que representa a tantas otras que eligen al deporte. “Me da mucha felicidad todo esto, el deporte me llena, vivo con mi hijo y mi mamá”.
 

Comentarios