Economía
Lunes 10 de Octubre de 2011

Una máquina clasificadora de frutas, la idea premiada de dos sanrafaelinos en concurso de emprendedores rurales

Se trata de la empresa Fruly de Leonardo Velgas y Yesica Salati. Desarrollaron una máquina clasificadora de fruta en finca y fueron premiados en concurso de jóvenes emprendedores rurales.

Leonardo Velgas y Yesica Salati desarrollaron una máquina clasificadora de fruta en finca para prestar servicios a pequeños productores de durazno para industria del departamento de San Rafael. La iniciativa fue premiada en el concurso de jóvenes emprendedores rurales.

De esta forma, se completó la tercera etapa del concurso que tiene como fin fomentar, capacitar y facilitar la puesta en marcha de proyectos productivos y de negocios, de jóvenes con espíritu emprendedor.

El concurso fue impulsado, por tercer año consecutivo, por la Fundación IDR (Instituto de Desarrollo Rural), junto con la Subsecretaría de Agricultura Familiar-Delegación Mendoza y el Proyecto Jóvenes Emprendedores Rurales, dependientes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Junto a los sanrafaelinos se entregaron otra serie de premios y distinciones a jóvenes de otras zonas. Para la zona norte los ganadores fueron las hermanas Cecil y Lucía Alvarez por el emprendimiento diseño y fraccionamiento de miel en sobrecitos, en el Centro ganó Miguel Benítez integrante del Mercado Cooperativo de Acceso Este, gracias al IDR participó en el viaje a España con el objetivo de conocer los mercados de comercialización modelo. Debido a su participación en este proyecto han sido incluidos en la gestión de calidad del ISCaMen y los programas de comercialización y marketing del IDC, entre otros beneficios.

En la zona del Valle de Uco la distinción benefició al Vivero Euge de Mónica Ortiz y en la zona Este Juan Carlos Montaña fue el ganador.

Asimismo Pablo López fue seleccionado por PRODEAR del IDR, para la entrega de un aporte no reembolsable, para terminar con su microemprendimiento. Es que Pablo López y su hermano se hicieron cargo de la granja avícola que tenía su padre. Hoy la administran ellos y siguen desarrollando el espíritu emprendedor que en 2009 fue reconocido con una mención, cuando presentaron un proyecto de negocios en el Concurso Jóvenes Emprendedores. Desde entonces, la granja creció y ya tienen 3000 gallinas y, desde El Pastal (Las Heras) realizan la venta directa desde la granja a un circuito de comercios de la región.

Los ganadores recibieron en total 300.000 pesos en efectivo en distintas órdenes de pago emitidas por la Fundación IDR.

Todas estas iniciativas están comprendidas en el Programa de Desarrollo Rural de Áreas Rurales que depende del IDR (Instituto de Desarrollo Rural). Este es un organismo que cumple la misión de promover el arraigo a la tierra mejorando la calidad de vida de la familia rural, a partir de la generación de información y la ejecución de programas y proyectos que conduzcan al desarrollo sustentable del territorio.

Durante el año la institución realiza múltiples acciones que tienen que ver con capacitaciones gratuitas, entrega de aportes no reembolsables a pequeños productores rurales, asistencia técnica a productores y asesoramiento y vinculación con fuentes de financiamiento, y hasta premia a jóvenes emprendedores con instrucción y dinero para que puedan llevar a cabo sus proyectos. En total, hasta ahora, en 2011 la institución ha entregado más de medio millón de pesos en post del ámbito rural.

 

Comentarios