Nena baleada
Miércoles 07 de Septiembre de 2016

Una nena de 8 años fue baleada tras una discusión por una botella de fernet

Fue cerca de las 7.15 en calle Amapola al 400. La niña, con un herida cercana al ojo, está grave. Aparentemente el atacante se enojó con el padre de la nena porque éste no le fió una bebida en su comercio.

Una nena de 8 años con síndrome de down fue baleada esta mañana tras una pelea que protagonizó su papá con un hombre que lo fue a increpar porque el martes a la noche no le quiso fiar una botella de Fernet. La niña está grave en terapia del Schestakow.

El hecho ocurrió este miércoles cerca de las 7.15 cuando el atacante arribó a la casa del comerciante, ubicada en Ampaola 410, en la Isla del Río Diamante. Allí se encontró con el comerciante con quien empezó a discutir dentro de la precaria casa. En el fragor de la pelea verbal, el cliente sacó un arma y comenzaron a forcejear hasta que la pistola se disparó con tanta mala suerte que la bala pegó en el techo, rebotó y lesionó, cerca del ojo, a la hija del comerciante.

La chiquita tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital Schestakow y está en terapia intensiva, en tanto que el autor del disparo escapó con rumbo desconocido.

Un parte médico señaló que "la paciente que recibió la herida de arma de fuego se encuentra en estado critico ya que tiene herida en la región parietal, quedando alojado el proyectil retroocular y una esquirla en región cerebral provocándole contusión hemorragica".

En este terrible escenario se supo que el hombre de unos 40 años vive en ese lugar junto a sus 4 hijos y que se dedica a la venta de bebidas y otros artículos para darles de comer.

Este miércoles a la mañana, el atacante se acercó hasta el pequeño comercio e insultó a su dueño porque ayer no le quiso fiar una botella de Fernet. En ese instante sacó el arma que se disparó luego de un forcejeo que mantuvo con el titular del kiosco.

La bala habría rebotado en el techo y luego lesionó a la pequeña que presenció todo el hecho. La nena fue asistida de inmediato y trasladada al hospital, primero en vehículo particular y luego en una ambulancia que la recogió en el camino.

Los otros tres pequeños fueron llevados a la Comisaría 38 donde los policías les dieron de desayunar, informó el comisario Iván Bermúdez, titular de esa dependencia policial.

Por ahora se desconoce quien fue el autor de los disparos porque el comerciante no pudo declarar.

En el lugar se montó un operativo para detener a este hombre que viviría en las inmediaciones de la Isla del Río Diamante. La causa quedó radicada en la Comisaría 38.

Comentarios