Más noticias
Miércoles 28 de Septiembre de 2011

Una nena japonesa murió mientras trataban de exorcizarla

Una nena de 13 años falleció luego de ser atada y rociada con agua bendita, en medio de un ritual para sacarle un demonio que habitaba en ella. El hecho ocurrió en la isla japonesa de Kyushu.

 

El ritual lo habría organizado un monje budista y el padre de la menor. Al parecer ataron a la nena con correas y le tiraron agua bendita. Pero lo que habría acabado con la vida de la niña serían los golpes y las heridas que le provocaron los hombres en medio del exorcismo.

Los autores de la muerte aseguraban que la chiquita tenía la mente poseída por un demonio y debían sacarlo.

Según relata el canal de televisión TBS, la niña estaba sentada sobre una superficie llena de agua, mientras su padre la sostenía. El monje cantaba como parte del rito.

La prensa añade que la víctima, que sufría una incapacidad física o mental ya había sido sometida a esta práctica más de un centenar de veces antes del fatal desenlace.

Comentarios