La provincia
Martes 05 de Enero de 2016

Una nueva tormenta volvió a provocar estragos en el Gran Mendoza

Árboles caídos sobre autos, semáforos intermitentes, un basural flotando en los ríos/calles e inundaciones fue lo que dejó la intensa lluvia.

Una nueva tormenta volvió a provocar estragos en el Gran Mendoza durante la madrugada de este martes. Casas afectadas, servicio de Trole suspendido, caída de paredes y de árboles. Incluso la guardia del Hospital Central quedó inundada.
Pasada la 1.30 de este martes comenzó una fuerte tormenta, con rayos y truenos, que se prolongó durante casi toda la madrugada y dejó un caos en la provincia.
¿El resultado? El lamentablemente habitual por la desidia de tantos años: árboles caídos sobre autos, semáforos intermitentes o apagados y un basural flotando en los "ríos" (léase calles). 
Según detalló a Radio Nihuil Oscar Pizarro, jefe de Defensa Civil, sostuvo que la guardia del Hospital Central se inundó por completo y debieron sacar el agua con autobombas. "Se trabajó desde las 2 de la madrugada hasta pasadas las 6" para sacar el agua.
Además el derrumbe de una medianera del edificio de Bomberos del Cuartel Central, en Capital, y la caída de la pared de la casa del celador de la escuela Leónidas Aguirre, ubicada en calle Las Tipas y Corredor del Oeste, de Godoy Cruz.
Un auto con dos ocupantes cayó al canal Maza, en Las Heras, y personal de Bomberos debió rescatar a las personas, quienes fueron asistidas en el lugar en una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinadas y se fueron a su casa.
Ni hablar de las calles destruidas que dejaron algunas gestiones en el Gran Mendoza. Lejos de mejorar, empeoran minuto a minuto con la lluvia. La gente tampoco ayuda dejando basura por todos lados. 
En Guaymallén, en el predio de la Virgen donde está ubicada la feria del juguete, una mujer sufrió una descarga eléctrica en su puesto, pero fue socorrida por las personas del lugar y no necesitó ser trasladada a un centro asistencial.
La tormenta no fue solo agua debido a que también cayó una gran cantidad de rayos, aunque no se reportaron víctimas hasta el momento. 

Desde el lunes el servicio de agua potable estaba interrumpido en buena parte del Gran Mendoza y se espera que se solucione en el transcurso de este martes.
Lo positivo: de entrada se vieron bomberos, defensa Civil, la Policía de Mendoza y policías de las municipalidades trabajando desde temprano para despejar las calles. 
 
 

Empezó otra vez la lluvia hasta cuando. Pasados por agua.

A video posted by Walter Caballero (@walter.o.caballero) on

 

Comentarios