Viernes 02 de Septiembre de 2016

Una pareja con cinco hijos perdió todo en un incendio

El fuego destruyó por completo la precaria vivienda de calle 16. Ocurrió en Bowen.

La comunidad alvearense se moviliza para ayudar a una pareja con cinco hijos de entre 3 y 12 años que perdió absolutamente todo en un incendio.
El fuego se generó a partir de un cortocircuito y en cuestión de minutos arrasó con la precaria vivienda en calle 16 de Bowen.
La gente está colaborando con ropa y alimentos pero eso es lo mínimo, los pocos muebles que tenían fueron destruidos.
La situación es tan desesperante que hasta bomberos les donó vestimenta que originalmente habían reunido para entregarla en una escuela.  
En tanto desde Desarrollo Social de la comuna aseguraron que les van a reconstruir la vivienda El Municipio haría el aporte de materiales y los propietarios pondrían la mano de obra porque son albañiles.   
María Franco convive con Fabián Arce y ella tiene cinco niños Milagros (12), Miguel (10), Mariela (9) Mauricio (7) y Matías (3).
El fuego comenzó cuando la mamá estaba almorzando con su hijo más pequeño y esperaba la llegada de los demás hijos que concurren a la escuela David Ortiz.
El humo que comenzaba a fluir de la piecita que utilizaban de dormitorio llamó su atención y cuando abrió la puerta “al oxigenarse la habitación se prendió con más fuerza y en no más de 15 minutos el fuego destruyó toda la casa”, explicó Claudio Esquivel, jefe de Bomberos de Alvear.
Las llamas actuaron con tanta voracidad que al arribo de la autobomba “ya no quedaba nada, era una casa muy precaria con techo de cañas, barro y nylon. Cuando eso se prendió en cuestión de minutos se esparció y se quemó todo”, agregó Esquivel.
El inicio del fuego sería por un cortocircuito ya que la casa “tenía una instalación muy precaria y no contaban con medidas de protección como un disyuntor”, aclaró el jefe de Bomberos.
Asistencia
“Realmente necesitan ayuda porque no les quedó ni un par de medias, se les quemó absolutamente todo”, comentó Daniel Franco, el padre de María.
Mientras buscan las formas de regresar a su hogar, los siete integrantes de la familia están “en la casita de un cuñado que vive cerca y se las dejó, el se fue a otros lado”, contó Franco.
Si bien ropa para los chicos es lo primero que recibieron, el padre apeló a la solidaridad de la comunidad porque “necesitan una cocina donde hacerse de comer y después todo lo que se puede tener en una casa. No tienen camas, sillas, nada de nada”.
Desde la comuna alvearense aseguraron que “vamos a repararle la casa”, confirmó Pablo Reyes, director de Desarrollo Social.
La idea es darles los materiales y guiarlos porque “es una casa tan precaria que no tenía vigas, hay que empezar por ahí construyendo columnas y vigas de vinculación para asegurar las paredes. Ya estuvimos analizando las tareas a hacer con Defensa Civil”, dijo Reyes.
La mano de obra será aportada en gran medida “por la familia porque son albañiles”, agregó el funcionario.
Además de la asistencia oficial, las docentes de la escuela David Ortiz comenzaron una campaña por las redes sociales para reunir provisiones y ropa en lo inmediato.
Incluso hasta Bomberos se conmovió por la situación y al ver el estado en que había quedado todo “les dimos ropa que habían juntado para una escuela. Esto era más urgente”, sostuvo Claudio Esquivel, jefe de Bomberos de Alvear.
Los que quieran  colaborar pueden comunicarse al celular de Daniel Franco, el padre de María: 2625-523284.
Segundo caso en 10 días
El 22 de agosto una situación exactamente igual se presentó con la familia Guaimas.
Lourdes y sus cuatro niños también quedaron en la calle. En ese caso un desperfecto en la cocina provocó un estallido de gas y el fuego redujo a cenizas la vivienda de calle 10 y E de Alvear.

Comentarios