Escenario
Lunes 09 de Febrero de 2015

Una provocadora Madonna y una sobria Katy Perry deslumbraron en el escenario

En la noche de los Grammy la reina del pop Madonna ofreció un versión energética de “Living For Love”, acompañada por los bailarines masculinos en elaboradas máscaras con cuernos.

Madonna ofreció un versión energética de “Living For Love”, acompañada por los bailarines masculinos en elaboradas máscaras con cuernos y cantantes vestidos con trajes de mariachi. Ella terminó el tema suspendida sobre el escenario en un arnés.

La noche más importante de la industria de la música asumió un tono sombrío con un poderoso mensaje contra el abuso doméstico pronunciado por el presidente Barack Obama por video, junto al testimonio de una sobreviviente y la actuación de Katy Perry.

El presidente Barack Obama pronunció un discurso en un mensaje por video instando a los artistas en los Grammy a ayudar a terminar con la violencia doméstica, diciendo: “No está bien y tiene que parar”. El mandatario llamó a los artistas a que digan a sus fans que se comprometan a ayudar a detener la violencia doméstica. La sobreviviente Brooke Axtell compartió su propia historia de abuso doméstico en un emotivo discurso en el escenario, antes de presentar a Katy Perry.

Perry cantó su himno “By the Grace of God” vestida con un sencillo vestido con capa blanca. Tras bastidores, Axtell dijo que los ojos se le llenaron de lágrimas durante la canción de Perry. La presentación fue un marcado contraste con el espectáculo vibrante y alegre que Perry ofreció en el Super Bowl hace una semana.

En el otro extremo del espectro estuvo la interpretación ecléctica que hizo Pharrell de su tema “Happy”, haciendo equipo con el compositor de cine Hans Zimmer para canalizar el ambiente del filme “Grand Budapest Hotel” vestido como un botones y acompañado por el pianista Lang Lang y cantantes de gospel. La cantautora australia Sia recreó su video “Chandelier” con la comediante Kristen Wiig y la bailarina adolescente Maddie Ziegler en un set diseñado como un apartamento decrépito.

 

 

Comentarios