San Rafael
Domingo 04 de Diciembre de 2011

Unas 5.000 personas que viven en edificios de altura no tienen protección contra los incendios

El departamento no tiene ni escalera mecánica ni hidroelevadora para incendios de altura. Las construcciones crecen y los elementos no aparecen. Cómo se las ingenian los bomberos 

Unos 5.000 sanrafaelinos que viven en edificios altos están en riesgo ante un eventual incendio de altura, debido a que en esta ciudad no se cuenta con una hidroelevadora o escalera mecánica que facilite el combate de siniestros.

La peligrosa carencia tiene ya mucha antigüedad, de hecho hace diez años un grupo de dirigentes (del ARI) hicieron un relevamiento que les arrojó que eran entre 3.500 y 3.800 los ciudadanos que vivían ya en pisos altos.

Ahora el cálculo, siendo prudente incluso, marca que son unos 5.000, ya que en este tiempo se han agregado varios hoteles y edificios de departamentos de la mano del progreso turístico.

“Cuando nosotros hicimos ese cálculo todavía no estaban varios edificios, eran casi unas 4.000 personas las que vivían en ellos. Los que estábamos en la estructura del ARI tuvimos los datos técnicos de Miami,donde había grupos que donaban a lugares del Tercer Mundo esta clase de elementos, sobre esa base hicimos el relevamiento”, comentó el dirigente político Dositeo Páez, quien evaluó como “muy seria” la carencia.

Según señalaron desde Bomberos, el elemento que hace falta en una ciudad como San Rafael, llena de árboles y cables que los cruzan, es una hidroelevadora, ya que una escalera mecánica por los obstáculos mencionados no sería de gran utilidad.

Antecedentes

Para no sembrar pánico, pero siendo razonable, hay que decir que los bomberos pueden y han atacado incendios en altura en esta ciudad, pero que el éxito del operativo depende del piso en que se dé el siniestro y de que el edificio tenga las medidas de seguridad que se requieren para estos casos.

El subcomisario Mario Jerez, de Bomberos de San Rafael, comentó que “esta ciudad es muy particular por la arboleda y el cableado que tiene, una escalera no sería muy operativa, lo que sí sería muy conveniente es una hidroelevadora, que es un brazo mecánico articulado con una línea de alta presión y un monitor, con eso se podrían hacer movimientos en edificios de poco acceso”.

El costo del aparato “ideal” es sensiblemente más elevado que el de una escalera. Jerez añadió que “si no contáramos con esa hidro, con una escalera se le buscaría la vuelta como para atacar siniestros en altura”.

En los últimos años los bomberos sólo tuvieron principios de incendios de esos que son sofocados ya sea por los habitantes del lugar o por ellos mismos en intervenciones rápidas que se hacen, por ejemplo, subiendo por ascensor. El origen de estos fuegos suelen ser, señalaron los especialistas, estufas o aparatos eléctricos con algún desperfecto.

Un caso en las alturas

Uno de los episodios en altura que tuvo el personal de Bomberos fue un siniestro en el Hospital Español, en el cuarto piso.

El subcomisario Jerez, a cargo de la delegación local de Bomberos, contó que “fue bastante complicado, gracias a Dios que fue en el cuarto piso, tengamos en cuenta que el fuego y el humo siempre se desplazan hacia la superficie superior, si hubiera sido en el primer piso hubiera sido una complicación tremenda; había mucha documentación de archivo y ahí se gestó el siniestro, se hizo un trabajo bastante importante”.

En esa oportunidad la solución llegó, tal vez al estilo del tema musical de Ignacio Copani “Lo atamos con alambre”, “con una línea desde el piso hasta el cuarto piso, no había habitantes ni enfermos, estaban en construcción y se llegó con varias mangueras unidas a rosca”.
 

Comentarios