Deportes
Domingo 03 de Enero de 2016

Usó una sangrienta y ridícula manera de motivar a sus compañeros

No lo hagas en tu casa. El linebacker de Universidad de Penn state, Ben Kline, terminó con la cabeza rota después de la arenga en la previa del partido. Video.

Hasta la arenga todo bien… lo de después, es increíble. El linebacker de Universidad de Penn State, Ben Kline, fue noticia en los últimos días por su extraña manera de motivar a sus compañeros en la previa del partido ante Georgia, por la TaxSlayer Bowl.
Kline tomó la posta para alentar al resto de los jugadores, le dijo unas alentadoras palabras y… golpeó cada una de las cabezas con la propia, olvidando un pequeño detalle: todos sus compañeros tenían el casco puesto y él no.
Motivados terminaron pero Kline acabó con la cabeza llena de sangre, manchando así su indumentaria deportiva.
Para colmo de males… ¡su equipo perdió!
 

Comentarios