San Rafael
Jueves 01 de Septiembre de 2011

Vecinos indignados agredieron a los padres del presunto abusador sexual

El hecho ocurrió durante la manifestación realizada por la genteque repudió el abuso cometido contra una niña de 2 años.

Los vecinos del barrio Valle Grande agredieron verbal y físicamente a los padres de Gustavo Grandón que está imputado por el abuso sexual contra una menor de dos años. El acusado es hermano del padre de la niña y tiene varios antecedentes por abuso sexual sobre todo en el barrio donde vivía.

Los hechos se desencadenaron cuando la gente que se concentró en la intersección de las calles Tupac Amarú y Las Heras decidió visitar la vivienda de los Grandón que se encuentra sobre Tupac Amarú al 300. Allí apenas arribaron los manifestantes, unas 60 personas incluídas el padre de la víctima  y los abuelos maternos, empezaron a arrojar piedras contra la casa y un hombre se desprendió del grupo y golpeó a Germán Grandón progenitor del imputado.

Los ánimos comenzaron a caldearse y en un momento la situación se descontroló hasta que intervino uno de los hermanos del acusado de nombre Pedro y pidió conversar con la gente,

A partir de ese momento los vecinos se empezaron a calmar y a duras penas comenzó un diálogo entre las partes. Luego se sumaron a la conversación el padre y la madre de Gustavo Grandón y admitieron "que su hijo tiene antecedentes por violación" y aseguraron que " si el Juez lo suelta por su discapacidad mental no lo van a dejar que vuelva con ellos".

En la vivienda de los Grandón viven ademas tres hermanos más que según los vecinos sufren lo misma historia que vivió la nena abusada. Muchos de los manifestantes eran mujeres que acusaron haber sido perseguidas y manoseadas por el abusador.

Otros, los más enardecidos indicaron que "el mayor de los hermanos de 30 años también tiene antecedentes de abusador". Con la familia vive tambien una hija de unos 15 años que es abanderada en su escuela y tuvo que abandonar la vivienda porque según los vecinos "no se siente segura y tiene miedo"

Minutos más tarde arribaron losmóviles de la  Comisaria 38 y el responsable de esta dependencia, Horacio Juri, se reunió con los vecinos para pedir calma y dejar que la Justicia dirima este asunto. 

Comentarios