País
Lunes 11 de Enero de 2016

Veranean en Chile un 45 por ciento más de turistas argentinos que el año pasado

Vacaciones. Casi 85 mil argentinos viajaron a las playas del país trasandino en la primera semana del año, empujados por las alzas de precios y del dólar.

Casi 85 mil argentinos viajaron a Chile en la primera semana del año, a tono con la modalidad de ir de vacaciones a Brasil, tentados por la conveniencia del cambio y los aumentos de precios hechos por los empresarios de nuestro país antes y después de la devaluación del 40 por ciento dispuesta por el flamante gobierno de Mauricio Macri.

Un 45 por ciento más de turistas argentinos llegó a Chile durante la primera semana de vacaciones. Su arribo respondería también a la liberalización de las políticas cambiarias dispuestas por el gobierno de Macri y a la promoción que Chile ha hecho al otro lado de la cordillera, según publica la página web entornointeligente.

Motivados por las playas y las compras -sobre todo de artículos tecnológicos, por sus precios más convenientes-, 84.577 argentinos ingresaron a Chile en los primeros siete días de enero.

La cifra representa un aumento del 45 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado, pues en 2015 llegaron 58.491 trasandinos, según cifras de la Subsecretaría de Turismo trasandina.

Para el vicepresidente ejecutivo de la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), Eugenio Yunis, esto se debe a la promoción internacional y al cambio en la política cambiaria que dispuso el nuevo gobierno de Mauricio Macri. "Se ha liberalizado la compra de dólares, y los argentinos desde siempre han tenido el hábito del viaje, entonces, como no podían viajar antes por sus restricciones, ahora están aprovechando", explica. No obstante, Yunis advierte que habrá que esperar hasta marzo para sacar conclusiones más de fondo, pues a balnearios como Punta del Este (Uruguay) y Buzios y Florianópolis (Brasil) también ha llegado un mayor número de argentinos.

A nivel global, el número de turistas extranjeros que ingresó a Chile en la primera semana del año subió 21 por ciento. Además de los argentinos, los países que más aumentaron su presencia respecto de 2015 son Venezuela (58 por ciento), Canadá (26 por ciento), Portugal (26 por ciento), Inglaterra (24 por ciento), Estados Unidos (22 por ciento) y Nueva Zelandia (17 por ciento).

Los que más gastan. Según el último informe anual de turismo elaborado por el INE, los turistas europeos y estadounidenses se destacan por dejar la mayor cantidad de dinero en el país. En promedio, los primeros permanecen 19,2 días en el país y gastan 1.310 dólares. Al sumar a todos los extranjeros, en cambio, los promedios bajan a 8,9 días y a 596 dólares.

"Terminamos el año 2015 de muy buena manera, con el primer turista cuatro millones, y es importante saber que esto tuvo efectos sobre 2016. Respecto de los argentinos, hemos percibido que están siendo turistas de mayor gasto, y ahí hay una oportunidad de crecimiento. Durante este año trabajaremos en acciones que permitan fidelizar este mercado", asegura la subsecretaria de Turismo, Javiera Montes.

Pero en esta primera semana no todo fue crecimiento, pues la llegada de uruguayos bajó 21 por ciento. Según Montes, ese mercado siempre ha sido variable y su caída podría deberse a las nuevas políticas cambiarias de Argentina, más convenientes para ellos. La subsecretaria aseguró que este año se intensificará la promoción internacional, con una inversión de 17 millones de dólares.

En total, unos 149 mil turistas han llegado a Chile durante los primeros siete días de enero. La cifra indica un aumento del 21 por ciento respecto al mismo período de 2015.

Un 22 por ciento aumentó la llegada de visitantes provenientes de América del Norte, quienes representan uno de los mercados que más divisas dejan durante su estadía.

Cientos de miles de viajeros del país invaden las playas de Brasil

Las playas de Brasil fueron copadas por cientos de miles de argentinos: según datos del ente de turismo brasileño, este verano crecerá más del 20 por ciento la llegada de turistas de nuestro país respecto de 2015. Por eso, estiman que esta temporada los argentinos superarán los dos millones. Esta cifra es respaldada por el ministro de Turismo local, Gustavo Santos, según publica la página web iprofesional.

De hecho, Aerolíneas Argentinas tuvo que realizar vuelos chárter diarios directos a Salvador de Bahía, por el incremento de la demanda, ya que la manera de llegar a la isla del Morro de San Pablo, en la que no circulan autos particulares o vehículos a motor, es mediante una avioneta que cuesta 1600 pesos o en un ferry que sale unos 400 pesos por persona.

Vinicius Lummertz, presidente del Embratur, el ente de turismo brasileño, asegura que este año la llegada de argentinos será el sello de la temporada. Según sus cálculos, crecerá más del 20 por ciento la afluencia.

El año pasado fueron alrededor de 1,7 millón los que visitaron Brasil, con lo cual este año se superarán ampliamente los dos millones. De ellos, la mitad viajará a Florianópolis, por tener el estado de Santa Catarina las playas más cercanas a la Argentina, ideales para llegar en auto.

Cada semana, unos 270 vuelos llegan a distintas ciudades del país vecino. Y se agregaron rutas que conectan el interior de la Argentina con ese destino.

Hoy día, desde Córdoba y desde Mendoza, se puede volar a San Pablo y, desde Rosario a Río de Janeiro, sin pasar por Buenos Aires.

En Despegar.com, la mayor agencia de viajes online del país, confirman que se está viviendo una verdadera invasión. "De hecho, el ranking de los diez destinos más elegidos para enero y febrero incluye siete ciudades brasileña", asegura Guido Gliking, gerente general de Despegar.

Río de Janeiro lidera el ranking, seguida por Florianópolis (esto porque el turista que viaja al sur de Brasil suele ser más autogestivo para reservar alojamiento, además de que se mueve en auto).

Tercera se ubica Salvador de Bahía: hacia allí hay que volar para ir a destinos como Morro de San Pablo o Costa do Sauipe, por ejemplo. Después le siguen ciudades del nordeste como Recife, Natal, Maceió, Fortaleza, Pipa, Maragoggi o Porto Galhinas, con pasajes que no bajan de los 700 dólares. En definitiva, la gran devaluación del real y la posibilidad de pagar en cuotas y con tarjeta alentó a los argentinos a optar por las playas cálidas de Brasil.

Los precios sorprenden a los turistas: en el centro y en los bares de la playa, una hamburguesa cuesta unos 30 pesos argentinos, una gaseosa 20 pesos, una cerveza grande 40 pesos. Una cena en uno de los restaurante más exclusivos, comiendo langosta y tomando un vino blanco chileno, se paga 400 pesos por persona. Si, en cambio, se opta por una ensalada y un agua, se pagará unos 120 pesos.

Los grupos de amigos que pasan sus vacaciones en el Morro de San Pablo cuentan que para el viaje destinaron unos 15 mil pesos promedio. Esto es, a razón de mil pesos diarios.

Los más gasoleros incluso apuntan que su presupuesto total fue de diez mil pesos. Claro que lo más costoso es el pasaje, que insume más de la mitad del presupuesto.

Comentarios