Verónica González
Lunes 21 de Noviembre de 2016

Verónica González fue procesada y seguirá en prisión por el homicidio de su hijo

La jueza del caso hizo lugar al pedido del fiscal en una audiencia oral realizada este lunes a la mañana. La mujer se mantuvo inmutable la mayor parte y sollozó cuando habló su defensora. Estuvo presente su hija mayor.

En una audiencia oral realizada este lunes a la mañana en Tribunales, la jueza Paula Arana, titular del Primer Juzgado de Instrucción, dictó el procesamiento por "homicidio agravado por el vínculo" y la extensión de la prisión preventiva a Verónica González, la mujer acusada de matar a su hijo de cuatro años Bautista el 18 de octubre.

La magistrada además rechazó la prisión domiciliaria solicitada por la abogada defensora y de esta forma la acusada continuará en prisión hasta un eventual juicio o alguna medida que puede lograr la excarcelación, ya que aún está pendiente que finalice una nueva pericia psiquiátrica en la ciudad de Mendoza ordenada por Arana.

La mujer se mantuvo quieta y en silencio durante toda la audiencia, que duró alrededor de una hora y media, y sólo sollozó cuando habló su abogada. Además se abstuvo de hablar cuando se le dio la palabra.

En la sala estuvo presente su hermano Juan Manuel González y Azul, la hija mayor de Verónica, que últimamente no vivía con ella. El padre de la joven la acompañó pero decidió no entrar a la sala.

La adolescente mantuvo un único contacto con su madre al colocarle la mano en un hombro cuando era retirada por los agentes penitenciarios.

"No llames a la policía porque no quiero ir presa"

El fiscal Iván Ábalos basó una parte de su alegato para sostener su pedido de procesamiento y extensión de la prisión preventiva por "homicidio calificado por el vínculo" (con una pena de hasta prisión perpetua) en mensajes y audios de Whatsapp que Verónica envió tanto a su actual pareja como al psiquiatra que la atendía, donde evidenciaban que, según consideró el funcionario judicial, tenía conciencia de lo que había cometido.

En uno de ellos escribió: "Te pido por favor que no llames a la Policía porque no quiero ir presa".

También recordó lo que González comentó a las policías que interactuaron con ella en los primeros momentos del hecho y que iban en similar sentido.

Ávalos citó el informe psiquiátrico del Cuerpo Médico Forense que indica que la mujer "comprendía la criminalidad del acto".

Además, argumentó que el hecho de haber intentado suicidarse con una soga y cortándose sus muñecas hacen pensar que sentía culpa y por ende tenía conciencia de lo que había realizado.

Sumó a todo esto que al chico se le halló en su sangre "benzodiacepina", una droga utilizada en algunos medicamentos con efectos sedantes.

"Este medicamento no está indicado para menores de edad, entonces creo que suma una cuestión más a la hora de determinar la autoría y la conciencia que se tenía al momento de llevar a cabo el hecho", dijo el fiscal.

La defensora planteó la culpabilidad atenuada

La defensora oficial Florencia Garciarena consideró que no hay dudas que Verónica González cometió un "acto antijurídico" pero argumentó que quienes van a comprender la criminalidad de los hechos deben ser los psiquiatras.

Además, planteó que se le deben considerar "circunstancias extraordinarias de atenuación" (situaciones que atenúan la culpabilidad, aunque no la eximen de ella).

Entre esas circunstancias enumeró el suicidio de la madre al día siguiente del nacimiento de Verónica, que su familia no la quería porque la culpaba de ello, un abuso sexual de parte de su padre, que la persona que la cuidaba de niña le pegaba mucho el juicio iniciado al supuesto padre de su hijo para que reconociera la paternidad y un robo violento sufrido en el comercio en el que trabajaba donde los ladrones le quisieron cortar los dedos; además del "cuadro depresivo" por el que era tratada.

Por todo esto planteó que se la encuadre en el delito de "homicidio simple" que tiene una pena de 8 a 25 años y solicitó la prisión domiciliaria con pulsera magnética en casa de su hermano Juan Manuel, lo que fue rechazado por la jueza Arana.

Comentarios