Economía
Domingo 13 de Noviembre de 2011

Vino por copa: tendencia que va ganando mercado

Se presentó un nuevo aparato que mantiene las condiciones de la bebida. Permite al consumidor acceder a productos de alta gama.

G. Flores Bazán y F. Lancia
vitivinicultura@diariouno.net.ar


En el consumo de vinos de alta calidad en restoranes y bares, el consumidor se ve influenciado por diversos factores que atentan para elegir una u otra etiqueta: varietal, fama de la bodega, tiempo o precio. Este último varias veces se vuelve determinante para tomar la decisión, fundamentalmente porque no se tiene ni el tiempo ni el dinero para acceder a “creaciones de gran valor realizadas por enólogos”.

Frente a ese panorama, la opción de consumo de vinos por copa parece ser una alternativa viable para solucionar esos dilemas de consumo, sobre todo cuando se trata de productos de lujo, como el caso del vino. Este tipo de hábitos ha existido desde hace tiempo, pero con malos manejos en lo que respecta al cuidado que el producto se merece: temperatura correcta, grados de humedad y servicio.

Por eso, un grupo de atentos emprendedores notó una oportunidad e ingresó al mercado con un nuevo sistema para restoranes, donde se ofrecen copas de vinos de gran calidad a un precio accesible, cuidando los factores esenciales de esos nobles productos.

Se trata de Vinoxcopa, que por medio del bag-in-box (bolsa plástica adentro de una caja con una válvula dispensadora) ofrece el producto con calidad óptima. El sistema impide el ingreso de aire a medida que va perdiendo el líquido y conserva las propiedades del producto durante un mínimo de nueve meses.

“Es una idea que surge de la necesidad de incorporar el bag-in-box en el mercado interno sin que chocara con la mala impresión que tiene el consumidor del vino en caja. Por eso, a través del vino por copa podemos difundir este sistema, que contiene vinos de alta calidad que pueden ser bebidos a precios moderados”, comenta Valentín Stradella, uno de los propietarios del emprendimiento.


Buena impresión
Uno de los interrogantes más importantes cuando se presentó el sistema era cómo iba a actuar el consumidor frente a la nueva propuesta, tan castigada por la imagen latente del tetra brick.

Pablo Bianchi afirma: “La reacción fue superior a lo que esperábamos. Llegamos a un nivel de ventas muy importante y con buenas posibilidades de crecimiento. El consumidor siente que a partir de este mecanismo puede acceder a vinos de calidad, a un precio acorde y conservando sus características.”
En relación con los vinos ofrecidos, hay dos opciones. Una es la marca propia, cuya elaboración se realiza en asociación con ciertas bodegas, y la otra se trata de vínculos específicos con bodegas con productos de media a alta gama, para que puedan difundirlos a los consumidores en la modalidad por copa.

Comentarios