San Rafael
Domingo 27 de Noviembre de 2011

Violencia de Género: Ahora se animan a denunciar más

En la Policía Comunitaria y en el Área de la Mujer coinciden en que crece la conciencia sobre la violencia de género y la tendencia a denunciar los casos. Advierten sobre el maltrato en el noviazgo 

El viernes fue el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, una fecha instituida por la ONU para recordar cada año la necesidad de luchar por la erradicación de este flagelo. San Rafael no está exento de este problema y así lo recuerda el grave caso de Carina Rivas, la joven de 19 años herida de ocho puñaladas por su ex pareja el domingo pasado en plaza España (ver nota aparte).

Pese a ello, en el último tiempo las mujeres maltratadas se animan más a denunciar las agresiones, según coinciden los organismos que asesoran a las víctimas.

En la delegación de la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad de la provincia, comúnmente conocida como Policía Comunitaria, registraron entre enero y el 23 de este mes 295 consultas sobre violencia intrafamiliar que afectan a personas mayores de edad, contra las 259 que había el año pasado hasta el 21 de noviembre.

El delegado Leandro Acosta señaló que “acá fundamentalmente se le explica cuáles son sus derechos,” y afirmó que para poner en marcha los mecanismos judiciales es necesaria la denuncia de la víctima, más allá de que un vecino o familiar haya advertido de la situación.

“La violencia de género es un delito de instancia privada, si la mujer no radica la denuncia la Policía o la Justicia no pueden actuar”, dijo el funcionario, quien añadió que diferente es la situación de un menor agredido, para cual los funcionarios o la Policía están obligados a actuar de oficio si no llega a haber denuncia.

Aunque la violencia contra la mujer se expresa en varias formas (física, psicológica, sexual, económica), Acosta indicó que según los casos que han tratado, la más común es una mezcla de la denigración o maltrato psíquico con golpes.

Por su parte, la auxiliar Ana Lozano, del mismo organismo, dijo que reciben muchas consultas de mujeres maltratadas que aún tienen miedo de dejar a su pareja agresora por miedo a que le quite los hijos o perder el sustento económico. Ante ello recordó que existen medidas judiciales, como exclusión de hogar del violento y prohibición de acercamiento para proteger a la mujer maltratada.

Para ello sería de gran ayuda un alojamiento para albergar a mujeres y sus hijos que han tenido que dejar su hogar para no seguir sufriendo situaciones de violencia. “No hay un lugar para llevar a la mujer hasta que salgan las medidas. Muchas veces se tienen que ir de noche y en ocasiones no tienen un familiar o conocido a los que acudir”, dijo Lozano.

No obstante solicitó a las víctimas que “no tengan miedo de dar a conocer su problema, que existen lugares donde se las puede escuchar o ayudar en forma confidencial, como la Policía Comunitaria o el Área de la Mujer del Municipio, sin necesidad incluso de dar el nombre”.

Otro espacio de ayuda

El Área de la Mujer de la Municipalidad es otro de los entes que ayudan a las víctimas de la violencia de género. “Actualmente las mujeres se están decidiendo a denunciar más”, aseguró la licenciada Natalí Cubillos, encargada de la asistencia psicológica de las víctimas.

Explicó que “aunque el problema se da en todas las edades, se denuncia más entre los 30 y 50 años”. Son personas que vienen de años de sufrir violencia y deciden terminar con el problema.

Por eso se trata de concientizar sobre la violencia de género desde el noviazgo. “Es donde más campo tenemos para trabajar preventivamente.

La adolescente que inicia su noviazgo tendría que consultar para que las situaciones de violencia no se normalicen con el tiempo”.
Cubillos instó a cortar con este círculo de violencia “porque cuando ya lleva tanto tiempo se ‘normaliza’ la violencia, entonces ya es normal un grito o una amenaza de golpe. Incluso la mujer víctima de la violencia llega a creer que ella misma tiene culpa de estos episodios. Nosotros tratamos de que tome conciencia de que está en una relación enfermiza y que eso no es normal”.

Ante ello aconsejó “que la mujer no se quede callada, que realice la denuncia”. 

Comentarios