Más noticias
Domingo 20 de Noviembre de 2011

Visita científica a la caverna de yeso en Malargüe

El estudio fue realizado por la Federación Argentina de Espeleología con 5 buzos y 12 alumnos de la UNCuyo en la caverna San Agustín, en el marco de un proyecto regional de investigación 

La Federación Argentina de Espeleología (FADE) realizó una campaña de investigación espeleológica en la cueva San Agustín, en Poti Malal, con un grupo de cinco buzos, que además desarrollan estudios de carácter científico. A ellos se sumaron 12 alumnos de la Universidad Nacional de Cuyo que participaron en el reciente seminario sobre espeleología social en la ciudad de Mendoza, organizado por la agrupación estudiantil MNR-

La Freire con el apoyo de las autoridades de esa casa de altos estudios.

La entidad solicitó la autorización para estas actividades conjuntas con la federación nacional de buzos a la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia.

El proyecto de Malargüe es parte de otro mayor, denominado “Estudio del sistema kárstico en los yesos de la Cuenca Neuquina” y en principio se llevaría a cabo simultáneamente en las cuevas de San Agustín (Mendoza) y Del León (Neuquén) en la zona Mendocina-Neuquina (yesos del Jurásico de gran potencia), en el cual existe un sistema hidrogeológico cuya magnitud y dinamismo se desconoce.

El estudio persigue conocer la tasa de crecimiento del sistema mediante la determinación de la velocidad de disolución del yeso. Para esto se propone un seguimiento sostenido en el tiempo, cuyos resultados sean representativos por tener en cuenta variables geomorfológicas, geoquímicas y climáticas, entre otras.

Según informó Marta Brojan, presidenta de la federación, “adicionalmente se tomaron valores de PH, temperatura, conductividad y oxígeno disuelto del agua, extrayendo muestras de agua para realizar análisis en el laboratorio. Tanto la instalación de testigos como la toma de muestras fueron realizadas mediante técnicas de buceo”.

Algunas conclusiones parciales serán publicadas en el IV Congreso Argentino de Espeleología, a celebrarse en Malargüe en 2012. Formaron parte del trabajo científico Juan Manuel Casal (geólogo, Universidad de Bahía Blanca), Carlos Darío Santillán (químico, UN Bahía Blanca), Lilian Bonnat (geóloga, residente en Neuquén), Andrea Siccardi (ingeniero en sistemas) y Lautaro Cardozo. Todos ellos, además, buzos. En el caso del jefe del grupo, Juan Manuel Casal, es especializado en espeleobuceo en Yucatán, México.

Seminario de espeleología social

La Escuela Argentina de Espeleología, dependiente de la FADE, organizó un seminario en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo titulado “La espeleología como práctica social”, en el que también participó como capacitador el doctor Darío Trombotto (Ianigla-FADE).

Durante el seminario se esbozó no sólo un plan 2012 de nuevos cursos sobre temas complementarios sino también un programa de salidas al campo para la posterior elaboración de informes, pensando en la participación de la UNCuyo en el congreso de espeleología Malargüe 2012.

Precisamente los participantes del seminario fueron quienes brindaron apoyo a los buzos y luego exploraron la cueva para la posterior elaboración de informes sobre sus potencialidades, incluyendo el espeleoturismo regional.

 Faltan controles en el lugar

Carlos Benedetto, miembro de la entidad organizadora, informó que en la campaña observó, como en otras cavernas de la provincia, incluyendo Las Brujas en su calidad de área protegida, “la ausencia de la Dirección de Recursos Naturales Renovables (DRNR) en los controles según impone la Ley 5978/93 de Cavidades Naturales, que fue sancionada en 1993 a instancias del entonces diputado Celso Jaque, hoy gobernador”.
Indicó que se pudo constatar que había basura en el interior de la caverna y que se había sacado un cartel de “peligro de derrumbe” colocado años atrás por el espeleólogo malargüino Gustavo Cerda.

Ante este panorama solicitó a la DRNR “contar con un protocolo y plan de manejo”. Consideró que lo observado en San Agustín “es una muestra del abandono que sufre el patrimonio espeleológico de Malargüe (el 25% de las cavidades naturales de todo el país)”.
Indicó que puesteros vecinos a la cavidad le manifestaron que se han producido incursiones no autorizadas debidamente por la autoridad de aplicación.

Comentarios